Un condenado por caso de Grooming

EL IMPUTADO ES CONOCIDO DEL PADRE DE LA NIÑA VICTIMA

(General Pico) – El juez de control Diego Ambrogetti, de la Segunda Circunscripción Judicial de la provincia, con asiento en esta ciudad, condenó ayer a un hombre de 36 años de edad que acosó sexualmente a una niña de 12 años de edad. También le impuso reglas de conducta que tendrá que cumplir por dos años. El imputado contactó a la menor mediante chat privado de una red social, le envió mensajes con un claro contenido sexual explícito y le propuso mantener relaciones.
El acusado, que es conocido del padre de la damnificada, fue condenado por la figura de “Grooming” (ciber acoso sexual), a la pena de seis meses de prisión de ejecución condicional. La sentencia fue dictada en el marco de un acuerdo de juicio abreviado, convenido por la fiscal Ivana Hernández y por el defensor Martín Herrero Galvagno, y que contó con la conformidad del padre de la menor. Además el magistrado le impuso reglas de conducta que deberá cumplir por el término de dos años.
El hecho probado en la causa ocurrió sin precisión de fecha ni lugar, cuando el imputado contactó a la niña mediante chat privado de la red social Facebook, a quien le envió mensajes con un claro contenido sexual explícito y en los cuales le propuso mantener relaciones sexuales.
Del acuerdo presentado por las partes involucradas en el proceso penal, fue puesto en conocimiento la asesora de Menores, Elisa Catán, quien adhirió al mismo y dejó “librado al prudente criterio del juez, la legalidad, razonabilidad, oportunidad y conveniencia de dicho dispositivo jurídico, fijando en su caso las reglas de conducta pertinentes y adecuadas que amparen la situación integral de la víctima”.

Sentencia por abuso.
En otra causa que se siguió en la Justicia de General Pico por un delito de índole sexual, hace unos días el juez de audiencia Florentino Rubio, de la Segunda Circunscripción Judicial de la provincia, condenó a un hombre de 59 años de edad, que sometió a tocamientos a su nieta menor de edad.
Luego de un debate que se realizó la semana anterior a lo largo de dos jornadas, en el que actuaron el fiscal Luciano Rebechi y el defensor particular Oscar Ortiz Zamora, el magistrado condenó al acusado por el delito de Abuso Sexual Simple a tres años de prisión en suspenso y le impuso reglas de conducta por el mismo plazo, entre las que se encuentra una restricción de acercamiento y de comunicación con la damnificada.
Las pruebas debatidas en el juicio permitieron tener por acreditado que el imputado sometió sexualmente a su nieta en varias oportunidades, cuando la niña tenía apenas seis años de edad. Los abusos, que consistieron en tocamientos y en rozamientos por debajo de la ropa de la menor, fueron perpetrados en la vivienda donde ambos convivían, junto a la madre de la niña, la pareja de ésta y sus hermanitos.
Al momento de evaluar la pena solicitada por la Fiscalía interviniente en la causa, el magistrado tuvo en cuenta la carencia de antecedentes condenatorios del acusado, por lo cual impuso una pena de ejecución condicional.