Un conmovedor mensaje en Facebook

UN PADRE BUSCA A QUIEN RECIBIO LOS ORGANOS DE SU HIJO FALLECIDO

Un hombre que vive en la localidad pampeana de General San Martín manifestó públicamente que quiere encontrar a los receptores de los órganos de su hijo de 18 años que murió tras una operación de un tumor en el cerebro, una intervención que se realizó el 5 de octubre pasado.
“Si fuiste trasplantado/a de hígado o riñón el 6/10/18 después de las 3.00 AM, Bruno puede ser quien con su final esté prolongando tu vida”, escribió Daniel Jensen en su cuenta de Facebook.
Y agregó: “Nosotros sabemos que era su deseo, lo dispuesto que estuvo siempre a ayudar a quien tuviera un problema de salud, lo que esto lo sensibiliza (te invito a ver su Facebook, Bruno Jensen): lo contento que se puso cuando salió la Ley Justina, etcétera”.
La publicación de Jensen tuvo una enorme repercusión ya que fue compartido más de 4.050 veces, sumó más de 190 mensajes y más de 700 Me Gusta.
En el final de su mensaje, Daniel escribió: “Si estás agradecido/a a este ángel que te regaló parte de sí para que pudieras seguir viviendo quiero que sepas que solo queremos darte un abrazo alguna vez. Daniel Jensen y Familia. Mi celular es 291 058355”.

Operación y ablación.
El joven había sido operado hace casi un año en la Fundación Favaloro, en Capital Federal. Pero hace poco tiempo se le detectó otro tumor, del que no se pudo recuperar y finalmente falleció. El Instituto Nacional Central Unico Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) no da a conocer la identidad ni de los donantes ni de los receptores, se trata de una decisión exclusivamente personal y de cada familia.
Daniel Jensen, en tanto, había posteado antes de su último mensaje buscando a quien recibió los órganos, una extensa carta al médico que operó a su hijo en las dos oportunidades. Entre otras cosas le reprochó que no le haya advertido sobre la complejidad de la segunda operación, de la que no se pudo recuperar para seguir con vida.
La nueva Ley 27477 de Trasplantes de Organos, Tejidos y Células, también conocida como Ley Justina, fue impulsada por la familia de Justina Lo Cane, una nena de 12 años que estuvo cuatro meses internada esperando un trasplante de corazón que nunca se concretó. La Ley tuvo un gran respaldo del senador radical pampeano Juan Carlos Marino.