Un cráter inundado en el barrio Atuel

Un enorme cráter inundado con agua podrida se formó este lunes en la calle Corona Martínez al 200 pasando la Allan Kardec de la capital pampeana y se suma, de esta forma, a la gran cantidad de baches generados durante los últimos días tras la caída de lluvia.

El pozo, en este caso, es de importante tamaño y permanece abierto desde hace varios días sin ningún tipo de señalización.

A pocos metros, sobre la esquina, una gran cantidad de pequeños baches cubre la intersección que tuvo que ser cortada por la Policía debido al peligro que significa para circular.

Los vehículos no pueden pasar por Corona Martínez sino que deben desviar por la Allan Kardec.

Niños, jóvenes y adultos se asombran no solo por el cráter sino por el estado general de la calle de apenas una cuadra totalmente destrozada.