Inicio La Pampa Un diluvio hizo colapsar a General Acha

Un diluvio hizo colapsar a General Acha

(General Acha) – Sin dudas la de ayer fue una de las peores tormentas por las que tuvo que atravesar General Acha en los últimos años. Una vez más, la caída de mucha agua en poco tiempo provocó serios destrozos en las calles de la ciudad. Varias bocas de tormenta colapsaron y provocaron que las calles se conviertan en ríos a tal punto que varios autos fueran arrastrados. Un par de familias tuvieron que ser asistidas por el ingreso de agua a sus viviendas, y una de ellas fue evacuada. En total llovieron entre 100 y 115 milímetros, y el registro más importante se dio al mediodía, alrededor de las 13 horas.
Cada vez que el pronóstico meteorológico anuncia probabilidades de lluvia, automáticamente comienza a florecer un resquemor en cada uno de los vecinos y vecinas de General Acha. Los sistemas pluviales y los trabajos paliativos por parte de la municipalidad se vieron totalmente colapsados y las calles se transformaron en «ríos», con gran caudal de barro que acompañado de mucha agua arrastraron dos autos en las calles Fraga y Roca. En calle Lavalle, a otros dos vehículos la corriente los movió de donde estaban estacionados y quedaron casi tapados por el agua.
Una postal en las redes sociales fueron las distintas calles de la ciudad que se vieron inundadas de agua, gente saliendo a las veredas tratando de ayudar a vecinos que observaban como el agua se llevaba pertenencias ubicadas dentro de sus viviendas o las bocas de tormentas colapsadas y el agua llegando hasta tres metros de altura.

Complicaciones en zona oeste.
El peor momento fue al mediodía cuando se registró un diluvió que provocó el colapso del canal ubicado en el sector oeste de la localidad, en cercanías a la Avenida Perón. Las anteriores tormentas registradas tuvieron consecuencias importantes para la ciudad, pero no llegaron al punto de inundar un canal que había sido limpiado por personal del municipio como parte de los trabajos preventivos efectuados para este tipo de inconvenientes climáticos.
Uno de los sectores más afectados por la tormenta fue el sureste donde varios autos quedaron encajados y varias familias debieron ser asistidas por personal de Bomberos Voluntarios ante el ingreso de agua en sus domicilios.
Las calles de tierras volvieron a quedar intransitables como cada vez que llueve. Desde la Cosega se emitió un comunicado solicitando a los asociados el mayor de los cuidados por observar en varios puntos de la localidad caños de agua al descubierto producto de los enormes pozos que se suscitaron.

Una familia evacuada.
Desde el municipio informaron que a pesar de las fuertes lluvias que provocaron importantes destrozos en las calles de la ciudad y dejaron a varias familias con agua en el interior de sus casas, no hubo que lamentar heridos, aunque se asistieron a un par de familias, incluso una de ellas tuvo que ser evacuada. Sus integrantes fueron trasladados a la vivienda de un familiar.
Ante los llamados de emergencia que recibió el municipio local, la Dirección de Desarrollo Humano y Educación, atendió un número importante de familias locales a las que se les inundó la vivienda.
«Asistimos a los habitantes de tres viviendas de calle Alsina. También estuvimos presentes lugares inundados en calle Campos y Lavalle, en calle Garibaldi y Segovia, y en Garibaldi al 1.400», mencionó Mirta Schefer quien está a cargo del área mencionada.
Una vez que dejó de llover, se pudo observar a las máquinas del municipio trabajando en sectores donde prácticamente no se podía transitar dada la magnitud de los pozos en calles de tierra.

Lowo Che: más de 70 mm.

Una tormenta aislada provocó una abundante precipitación en la localidad de Toay. Según los registros oficiales, durante la madrugada cayeron 30 milímetros, pero mediciones particulares arrojaron un número superior.
La Policía de La Pampa dio a conocer los datos de la lluvia en las distintas localidades pampeanas, hasta las 9 de ayer. Los registros fueron escasos y en pocos pueblos. El más importante hasta esa hora se dio en Toay, con 30 milímetros, tras la fuerte tormenta. Sin embargo, mediciones particulares de vecinos de la zona de Lowo Che arrojaron valores más altos. «El pluviómetro marcó 77 mm», contaron a este diario y explicaron que fue la zona más afectada por la tormenta, que cruzó de noroeste a sureste.
Por otro lado, el dato llamativo es que la tormenta no llegó a la capital pampeana con la misma fuerza. En Santa Rosa cayó un milímetro, según el registro de la Policía. En tanto, desde el Servicio Meteorológico Nacional indicaron que fue «no medible».
Por la tarde y la noche, llovió en varias localidades pampeanas y se esperaba que continúe el fenómeno climático durante la jornada de hoy.