Un empleado judicial picaneado

OTRO TESTIMONIO

René José Antonio Villanueva brindó el segundo testimonio en el debate y dijo que el ex jefe de la Policía, Luis Baraldini, uno de los acusados, le señaló antes de liberarlo que estuvo mal detenido “por puterío”.
Villanueva era empleado judicial y fue detenido por el grupo de tareas de la Subzona 14, el 9 de febrero de 1977 en Santa Rosa. Quedó alojado en la Seccional Primera, donde fue interrogado, con los ojos vendados.
Sobre su detención, recordó ayer que ocurrió cuando llegaba a su casa y lo esperaba un Falcon, con policías, entre los que estaba Roberto Fiorucci. Fue trasladado a la Primera y a la U4. “Teníamos los trajes azules de los presos políticos decían”, comentó ante el tribunal.
Estando en la Colonia Penal, fue trasladado e interrogado -vendado y esposado- en la seccional, donde tuvo un “entredicho” con un policía. Durante la sesión de tortura, le aplicaron picana eléctrica con un paño húmedo alrededor de su cuello. “Me hacían preguntas que no podía responder, no sabía de qué me acusaban; se enojaron porque no quería gritar, pegaban trompadas, hasta que me dijeron que me vaya y me llevaron afuera”, añadió.
Villanueva daba clases en Bellas Artes y participó en la formación de la Asociación de Empleado Judiciales, según comentó ante la pregunta de la querella. Al mes de su detención, fue liberado. Ese día, recordó, se le acercó Baraldini. “Me dijo que quedaba en libertad y que lo mío había sido todo puterío”, dijo. “Me echaron de tribunales pero a los años me volvieron a incorporar”, manifestó.