“Un escarmiento al gobierno de Macri”

HUBO UN FERVOROSO FESTEJO EN LA SEDE DEL PARTIDO JUSTICIALISTA

“El camino es el que cantó la gente”, expresó el candidato a gobernador del Partido Justicialista, Sergio Ziliotto en conferencia de prensa. Poco antes, en un salón que se colmó de simpatizantes apenas pasadas las 9 de la noche, se había cantado por la “unidad”, de cara a las elecciones del 19 de mayo próximo.
Antes, en la sede del peronismo por varias horas casi no hubo gente -sólo cuatro o cinco personas, un musicalizador y nada más-, y nada hacía presumir que la del domingo había sido una jornada de elecciones.
El sol aún pegando fuerte sobre el asfalto cuando ya se había cerrado el comicio, algún que otro transeúnte que caminaba ajeno a los sufragios, y un moreno senegalés ofreciendo su mercancía en la esquina de Gil e Yrigoyen, eran una postal de un día eleccionario atípico.

Distinto a otras elecciones.
En la sede del PJ no era como en otras oportunidades que se iban colocando los guarismos en una gran pizarra ubicada sobre el escenario que preside la esfinge de Evita -no hubo ningún tipo de datos-; y la información que iba llegando era la que daba Radio Noticias. Después que el movilero confirmó los festejos en la sede de Luciano Di Nápoli y los suyos, comenzaron a llegar a la sede de Yrigoyen algunos allegados. Pero pocos.
Primero algunas caras largas -eran indudablemente simpatizantes de Jorge Lezcano-, y después peronistas de distintas vertientes que, ahora sí, se saludaban con alegría, asumiendo que Luciano Di Nápoli será el candidato que en mayo venidero enfrentará al actual intendente Leandro Altolaguirre,

Llegó el vencedor.
Eran poco después de las 21 cuando una caravana que caminó desde el bunker triunfador se hizo presente e invadió las instalaciones del partido. Apenas unos minutos antes había arribado el candidato Sergio Ziliotto, también el vicegobernador Mariano Fernández, y se pudo advertir que lo hacían el ministro de Gobierno Pablo Bensusan, y la titular de Desarrollo Social Fernanda Alonso.
Hubo una ovación cerrada para el ganador, que después de subir a la planta alta donde estaban las autoridades volvió acompañado al estrado y allí sí, todo se hizo algarabía y festejo. Había viejos peronistas, pero también mucha juventud, todos coincidiendo con el mensaje de “unidad”, y gestos y cánticos de reprobación para el “gobierno neoliberal” de Mauricio Macri.

Todos contra Macri.
Los insultos al presidente de la Nación -“Mauricio Macri, la…”, se cantaron a viva voz-, y los encendidos discursos, primero de Luciano Di Nápoli; y posteriormente de Sergio Ziliotto, levantaron a la multitud que soportaba estoica el calor que había en el salón.
Después, en una conferencia de prensa, lo que dijeron los ahora candidatos a gobernador y a intendente fueron en el mismo sentido: “Es un escarmiento” al gobierno de Mauricio Macri la derrota de Carlos Javier Mac Allister a manos de Daniel Kroneberger, evaluó Di Nápoli.

Campaña de propuestas.
Di Nápoli sostuvo que hará una campaña “propositiva” para el municipio capitalino, pero además planteando la “diferencia ideológica de fondo” con el actual gobierno macrista, y naturalmente con su correlato en Santa Rosa que está encarnado en Leandro Altolaguirre.
Recordó que Carlos Verna le ofreció al actual jefe comunal hacer el Plan Director -entre otras ayudas- y que Altolaguirre prefirió una consultora privada, con lo que lleva más de tres años de gestión sin tenerlo, “cuando es la base de todas las obras del subsuelo” que deben hacerse.

“Una señal al país”.
Por su parte Sergio Ziliotto dijo que La Pampa “le ha dado una señal al país”, y es el prolegómeno de que el 10 de diciembre será el último día de Macri como presidente “porque la gente no se lo banca más”.
Expresó que el peronismo ha demostrado en nuestra provincia que es un paraguas, y que perfectamente puede “ser un paraguas nacional” para volver a ser gobierno en la Argentina. “Estamos orgullosos de esta elección en Santa Rosa”, planteó.
Preguntado por qué no estuvo en el PJ el presidente del peronismo provincial, Rubén Hugo Marín -sí estuvo su hijo, el diputado Espartaco Marín-, Ziliotto le restó importancia y sostuvo que el ex gobernador y Carlos Verna también fueron los ganadores de esta jornada y merecen “una gran porción de reconocimiento”.

“Ganó la unidad”.
Por otra parte fue consultado sobre la expresión de Di Nápoli, quien aseguró que “ganó Cristina”. En este punto se mostró respetuoso de esa expresión, pero prefirió señalar que “sí ganó la unidad”.
También relativizó una manifestación de Darío Hernández -con un exabrupto hacia Lezcano y el mismo Di Nápoli-, y trató de poner paños fríos adjudicando alguna palabra fuera de lugar a “la vocación de poder” que tienen todos los peronistas. No obstante no dudó en señalar que en el futuro estarán “todos juntos” para ganar la provincia y la capital provincial.