Inicio La Pampa Un hombre falleció cuando quería ingresar a La Pampa

Un hombre falleció cuando quería ingresar a La Pampa

CONDUCIA UN REMIS DESDE LA PLATA HASTA INTENDENTE ALVEAR

Un hombre que viajaba desde el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) junto a dos personas falleció ayer a la mañana al descompensarse, cuando intentaba ingresar a La Pampa por el puesto caminero de Fortín Pampa. Fuentes oficiales informaron que el conductor de un auto Volkswagen Vento no contaba con permisos de circulación ni autorización de ingreso a la provincia.
La policía aseguró que ayer cerca de las 2, la guardia del Puesto caminero Fortín Pampa, ubicado sobre la ruta provincial 188 al límite con la provincia de Buenos Aires, detectó el paso de un auto que no detuvo su marcha y que fue interceptado en el ingreso a Bernardo Larroudé.
El conductor fue identificado como Eduardo Guillermo Porto (59 años), domiciliado en Ensenada, y viajaba junto a Roberto Martín Bazán (43) y a María Noel Lynch (33). En el contacto con los efectivos dijo que el propósito del viaje era llevar a la mujer hasta Intendente Alvear.
Personal uniformado indicó que el conductor no tenía ningún de permiso de circulación ni autorización de ingreso a La Pampa, y que por ello, se le indicó que lo escoltarían hasta el puesto caminero. Sin embargo, en ese momento Porto empezó a sentir un fuerte malestar y fue llevado al centro asistencial de la localidad, donde corroboraron que había fallecido.
La policía secuestró el vehículo que manejaba la persona fallecida, y el cuerpo fue trasladado a
la morgue del Hospital Gobernador Centeno de General Pico, donde hoy le practicarían la autopsia.

Certificados.
Federico Porto, hijo del hombre fallecido, ayer a la tarde se comunicó con LA ARENA y dio una versión diferente de los hechos. Indicó que el auto de su padre era un VW Virtus que estaba habilitado como remís ejecutivo, y que era contratado por varias empresas relacionadas a la actividad portuaria. Además, señaló que el domingo a las 20, lo llamaron para hacer un viaje a La Pampa, y que «lo apuraron a irse sin comer y sin bañarse». Viajó desde Ensenada a esta provincia acompañado de un efectivo policial y de una mujer, de la que indicó que aunque tiene domicilio en La Pampa le faltaba el certificado para circular.
Por último, y respecto a la descompensación que sufrió su padre, indicó que arrastraba problemas cardíacos.