Inicio La Pampa Un hombre mató a su hermano en una fiesta

Un hombre mató a su hermano en una fiesta

BARRIO OESTE QUINTAS

Una juntada ilegal terminó de la peor manera ayer a la madrugada en el barrio Zona Oeste Quintas, cuando dos hermanos se pelearon y uno asesinó al otro de una puñalada. La Justicia formalizó al presunto autor y pasará 90 días preso.
El trágico desenlace ocurrió alrededor de las 4.30 en una vivienda ubicada en Niñas de Ayohuma al 1300, entre Asunción del Paraguay y Piedras, donde se estaba desarrollando una juntada ilegal con 10 o 12 personas. Personal policial arribó al domicilio a raíz de que fueron alertados de que habría una persona herida con arma blanca en el lugar.
Según la reconstrucción del hecho que pudo hacer LA ARENA en base a fuentes policiales y judiciales, cuando llegó el móvil se encontró con la víctima, identificada como Walter Navarro de 31 años, que estaba «tirado en el patio delantero de la casa desangrándose» y un grupo de personas alrededor que intentaba reanimarlo. Los efectivos solicitaron de manera «urgente» la ambulancia del Servicio de Emergencias Médicas (SEM), la cual llegó de inmediato, y el personal médico constató que el hombre poseía una «herida sobre el lado izquierdo del tórax». Ante esto, fue trasladado al hospital Lucio Molas pero falleció antes de llegar.

Detenido.

Gracias al fuerte despliegue policial que hay en la zona, el cual incluye personal de la Sección Canes, el Grupo Especial y la Seccional Segunda, se recabó información rápidamente. Las familiares y amigos que habían asistido a la reunión, ilegal por desarrollarse incumpliendo las medidas sanitarias dictadas por la pandemia de coronavirus, fueron demoradas, prestaron declaración y fueron recuperando la libertad.
Si bien las circunstancias en las que ocurrió el hecho son materia de investigación, las declaraciones de los testigos indican que la víctima había sido apuñalada por su hermano, un joven identificado como Marcos Navarro, de 25 años.
Con esta información, personal de la Seccional Segunda logró detener al presunto autor en la intersección de las calles Piedras y Reconquista, a pocas cuadras de la escena del crimen. «Primero dio otra versión, que estaba con su pareja en Villa Parque, pero fue demorado igual y trasladado a la comisaría», indicaron.
En el lugar se hizo presente el fiscal Oscar Cazenave, a cargo de la causa, el jefe de la Unidad Regional I Guillermo Torres, y el comisario de la Seccional Segunda, Diego Rolando. A su vez, la recolección de evidencia y secuestro de elementos de interés para la causa estuvo a cargo de la Agencia de Investigación Científica (AIC).

Prisión por 90 días.

La audiencia de formalización del detenido se llevó a cabo ayer en horas del mediodía. En ese marco, el fiscal Cazenave acusó a Navarro de «homicidio simple», un delito que establece penas que van de los 8 a los 25 años, y el imputado se negó a declarar.
A su vez, el representante del Ministerio Público Fiscal solicitó como medida restrictiva prisión efectiva por 90 días, pedido que fue concedido por el juez de control. De esta manera, según indicaron fuentes judiciales a este diario, el acusado fue alojado en una celda de la Alcaidía de tribunales.
A su vez, indicaron que la AIC recolectó evidencia que será analizada hoy y precisaron que en la autopsia realizada se pudo confirmar que el hermano falleció a causa del «puntazo» que le dio Navarro.

Salvados de milagro.

El trágico hecho ocurrido en Zona Norte irónicamente hizo que dos familiares de la víctima y del acusado se salvaran de milagro. El padre y otro hermano de los Navarros fueron rescatados tras intoxicarse con monóxido de carbono mientras dormían.
Según las fuentes consultadas por este diario, familiares se acercaron hasta la vivienda que se encuentra en la calle Alicia Moreau de Justo, en el barrio Inti Hue, para contarles lo que había ocurrido horas atrás. Tras golpear la puerta y no recibir ningún tipo de respuesta, entraron a la fuerza y encontraron a ambos inconscientes.
Al lugar llegó personal de la Seccional Sexta y del Servicio de Emergencias Médicas (SEM), que trasladó al padre y su hijo al hospital Lucio Molas. «Están fuera de peligro», confirmaron fuentes judiciales.
Presuntamente, según los primeros indicios, la intoxicación que sufrieron se debió a que se estaban calefaccionando de manera no apropiada con un artefacto, el cual les habría consumido el oxígeno del ambiente.