Inicio La Pampa Un hombre quedó detenido por dispararle a un joven

Un hombre quedó detenido por dispararle a un joven

SU MADRE LO ENTREGO A LA POLICIA

Un hombre de unos 30 años de edad debió ser trasladado de urgencia al hospital Lucio Molas luego de recibir un disparo de un arma de fuego en su pie izquierdo, en un incidente que tuvo lugar en el barrio Zona Oeste Quintas. Pese a la gravedad de la herida, su vida no corre peligro. El agresor, de unos 47 años, fue formalizado y quedará detenido preventivamente hasta el próximo 10 de enero del 2020.
El violento y confuso episodio sucedió el pasado viernes en el barrio de Zona Oeste Quintas de Santa Rosa. Allí, sobre la intersección de las calles Suipacha y Asunción del Paraguay, un hombre que se trasladaba en moto efectuó una serie de disparos, de los cuales uno de ellos impactó en el pie de un joven que se encontraba en el lugar.
Como consecuencia, debió ser trasladado al Hospital Lucio Molas para ser atendido. Al tratarse de una herida de arma de fuego, personal del nosocomio dio aviso a la Policía pampeana. Sin embargo, cuando un móvil de la Seccional Segunda se apersonó en el lugar, un llamado alertó sobre una fuerte discusión: la madre de la víctima había ido a increpar al presunto agresor.
«Este joven, de cerca de 30 años, ingresó de urgencia a la guardia del hospital por una herida de bala, donde se dio conocimiento de esta situación al personal policial. En ese momento, un llamado a la Policía alertó sobre una situación en una vivienda sobre la calle Reconquista al 1600, donde un móvil de la Seccional Segunda se acercó», revelaron fuentes policiales a LA ARENA.
«Resulta que la madre del herido conocía a la persona que efectuó los disparos y fue para recriminarle por la situación. Ahí discutieron y el imputado reconoció haber sido quien disparó pero le dijo a la mujer que el destinatario de los mismos no era el joven sino otra persona, con quien había tenido un problema hace pocos días», ampliaron desde la Seccional Segunda.

Lo entrego la madre.
Cuando llegó la presencia policial, la mujer adujo a los efectivos que desde el domicilio estaban disparando con armas de fuego, lo cual no se pudo constatar. Respecto al agresor, se había dado a la fuga. Al poco tiempo, una mujer, que resultó ser la madre del acusado, se acercó con su hijo a la Comisaría Primera, donde se entregó.
«El imputado no se encontraba en la vivienda porque se fue a la casa de su madre, ahí le comentó lo que había sucedido y, ante esto, decidió entregarlo a la Seccional Primera. Posteriormente, fue trasladado a la Seccional Segunda», completaron las fuentes policiales.
Finalmente, el agresor fue puesto a disposición de la Justicia, donde fue formalizado por la fiscal de Delitos contra las Personas, María Cecilia Martini. Allí, la funcionaria judicial le dictó la prisión preventiva y, de esta manera, quedará detenido hasta el próximo 10 de enero. En tanto, el herido se recupera de la herida recibida y ya fue dado de alta.