Un incidente a sólo 45 minutos de iniciada la temporada de caza

CAZADORES VS. POLICIAS

Apenas 45 minutos después de iniciada la temporada de caza en la provincia, se generó el primer incidente entre un grupo de cazadores piquenses y personal policial en la zona rural de Colonia Barón, durante la madrugada del lunes. Durante una persecución policial, los cazadores arrojaron clavos tipo “miguelito” con los que pincharon tres ruedas del móvil oficial. En el marco de la investigación de este hecho, ayer al mediodía se allanaron dos domicilios en General Pico, en uno de los cuales se secuestró una camioneta y distintos elementos de interés para la causa.
Fuentes oficiales indicaron que durante los primeros minutos del lunes se generó un incidente entre un grupo de cazadores piquenses y una patrulla policial que recorría la zona rural de Colonia San José, entre las localidades de Villa Mirasol y Colonia Barón. El vehículo sospechoso, una camioneta con torreta para tiradores y con un grupo de personas a bordo, circulaba por caminos vecinales de la zona cuando fue advertido por la policía, mediante el encendido de las sirenas y de las luces.
Los cazadores, según los voceros, hicieron caso omiso a la policía y emprendieron la fuga. Cuando fueron interceptados poco después en la ruta provincial 3, provocaron la detención del móvil policial, al dañarle tres neumáticos, tras “sembrar” el terreno con clavos tipo “miguelito”.

Allanamientos en Pico.
Las fuentes oficiales que fueron consultadas por LA ARENA informaron que en el marco de esta investigación, ayer a la mañana se realizaron dos allanamientos en esta ciudad, de los cuales participó personal de la Brigada de Investigaciones de la Unidad Regional II, efectivos de la departamental de Colonia Barón, a cargo del comisario Germán Schamber, y el fiscal Juan Pellegrino, de la Segunda Circunscripción Judicial de La Pampa.
Uno de los allanamientos, según indicó la fuente consultada, se llevó a cabo en una vivienda del barrio Frank Allan, sobre la calle 40. En dicho domicilio se secuestró una camioneta que sería sujeta a pericias, dado que se haría un cotejo con las huellas de neumáticos que se encontraron en el lugar de hecho. También se secuestraron restos de hierros, y se buscará determinar si se trata del material que fue usado para la fabricación de los “miguelitos” con los que pincharon las tres ruedas del móvil policial.
Las fuentes ligadas a la investigación informaron que no hubo detenidos tras los allanamientos que se hicieron ayer (sólo hubo un demorado para ser identificado) y que si bien se está en busca de dos sospechosos, no se logró determinar, dado las condiciones de nocturnidad y de fuga, la cantidad de personas que viajaban en la camioneta que se escapó de la policía baronense.
En principio, se lleva a adelante una investigación judicial por el delito de “daño agravado” que damnificó al Estado provincial.