sábado, 19 septiembre 2020
Inicio La Pampa Un invento pampeano hacer furor en la tele

Un invento pampeano hacer furor en la tele

SANITIZANTE INTELIGENTE

Hoy en día, en diversos comercios -de expendio de cualquier tipo de mercadería- o en sitios donde concurra gente, se puede advertir que hay un empleado/a que tiene la tarea de proceder a la desinfección de manos de las personas que ingresan al local. Un rociador que arroja en las manos algún producto para desinfectar, procedimiento obligatorio en estos tiempos de pandemia.
Hubo algún que otro invento, como el «surtidor» de alcohol que se acciona con un pie, y algunos otros. Pero días atrás no dejó de llamar la atención que en un programa televisivo que dedica buena parte a mostrar las casas de los famosos, Marley, el conductor, al visitar la vivienda de la actriz Florencia Peña, colocó sus manos cerca de un artefacto.
¿Qué hizo? Utilizó una pequeña máquina -una plataforma que tiene un dispenser inteligente-, que detecta la presencia de las manos de quien las exponga cerca y las purifica con un líquido sanitizante.

Por tevé.
El hecho de que se hubiera mostrado por televisión el pequeño aparato, hizo que más de uno se preguntara de qué se trataba. Así pudimos saber que un joven pampeano, Federico Guerrero, era uno de los dos creadores del sistema que ya se encuentran produciendo y comercializando.
«El producto da la posibilidad de realizar el proceso de sanitización de manos sin tener ningún tipo de contacto físico. Cuenta con una tecnología programada para detectar las manos del usuario y realizar una descarga de sanitizante en cantidades óptimas en poco menos de 1,5 segundos», empezó explicando Federico ante una consulta de este diario.
Agregó que «ya está siendo utilizado por muchos comercios y empresas en los ingresos de sus oficinas o sucursales, aprovechando la opción con base soporte para colocarlo en las puertas de ingreso. Entendemos que es una herramienta realmente útil para cumplir con los protocolos de cuidado a través de una opción eficiente y visualmente atractiva».

Emprendedor.
El joven pampeano -hijo del concejal santarroseño Marcelo Guerrero-, lleva adelante el emprendimiento junto a su amigo marplatense Ian Rodríguez. «En febrero nos dimos cuenta del panorama que se venía a nivel mundial, y aunque casi no había casos de corona virus todo indicaba que iban a producirse hasta que la pandemia llegó a los niveles que conocemos», completó.
Así fue que empezaron a imaginar qué podían hacer. «En aquel momento nuestra prioridad era crear un producto que tenga un fin colectivo, y fuimos desarrollando un sanitizante personal que fuera utilizado para cuidarse y prevenir contagios de una forma útil y eficiente. Después de observar cientos de productos, ideas y formas de resolver esta problemática, empezamos a trabajar para fabricar algo dentro de las fronteras nacionales, incorporando una tecnología que serviría como herramienta para miles de espacios en el país».

Sanitizante inteligente.
Se valieron de la ayuda de especialistas para llevar a cabo la idea hasta lograr «lo que hoy es un sanitizante de manos inteligente producido en nuestro país. Ahora, a través de un proceso que involucra el trabajo de muchos, está en la puertas de comercios, empresas y hogares en varios puntos del país», explicó.
Hoy llevan vendidos cientos de esos productos -popularizados precisamente a través de haberle entregado uno a una reconocida actriz, que lo expuso televisivamente-, y tienen a ocho personas trabajando «directamente ya en el ensamble final», aunque obviamente hay una cantidad importante de personas en diversas actividades hasta llegar a concluir la tarea.
¿Cuánto cuesta uno de esos aparatos? «Si es solamente uno el costo es de 24 mil pesos; pero si se necesitan más obviamente el producto tiene un costo algo menor», precisó Federico.

Vivió en más de 15 países.
Federico Guerrero (25) es santarroseño. En medio de sus estudios secundarios, con el apoyo de su familia, decidió irse a un país «de habla inglesa para aprender el idioma y aprovechar la excusa como respuesta a mi intriga de conocer el mundo. Estudié 6 meses en la escuela secundaria de Kodiak, una isla ubicada en el sur de Alaska».
Cuando volvió finalizó el secundario en la Escuela General Belgrano, pero tenía claro que su curiosidad lo llevaría a andar por el mundo, y por eso recopiló experiencias en más de 15 países (incluyendo Vietnam).
Estudiando Comercio Internacional en la Universidad Argentina de la Empresa, se radicó en Buenos Aires, donde hoy vive, trabajando «en proyectos propios en varias ocasiones y en una naviera
multinacional alemana en donde realicé mis primeros pasos en el área del comercio internacional».

El socio.
Su socio Ian Marco Rodríguez (25) es nacido en Mar del Plata, e hizo amistad con Federico viviendo en Buenos Aires donde se capacitaba en Management orientado a las finanzas.
Juntos llevan adelante este emprendimiento exitoso, que nació producto de la necesidad de contar con un elemento más para enfrentar este tiempo tan complicado que nos toca vivir.

En la casa de Florencia
“En la casa de Florencia Peña se hacen producciones para medios y TV. Tuvimos suerte, porque su equipo vio lo que hacíamos y recibimos la propuesta de ayudar aportando algo a una de sus producciones”, explicó Federico Guerrero. Después de eso Florencia decidió comprar uno de nuestros sanitizantes, “y se dio la casualidad que hicieron el programa de Marley en la casa de ella, en donde al ingresar estaba nuestro producto para sanitizar las manos en el ingreso. Eso fue un antes y un después para nuestra marca, ya que nos dio mucha visibilidad en todo el país”, explicó el joven.