miércoles, 23 octubre 2019
Inicio La Pampa Un merendero pampeano realizó cuchas con materiales reciclables para los perros callejeros

Un merendero pampeano realizó cuchas con materiales reciclables para los perros callejeros

Un merendero solidario de la localidad pampeana de Trenel, tuvo una gran iniciativa para proteger a los animales callejeros.

Se trata del Merendero «Sonrisitas», el cual funciona de lunes a sábado ofreciéndole la merienda a unos 60 niños de Trenel. Laura López, una de sus fundadoras, en diálogo con LA ARENA contó que hace tres años que funciona el merendero y lo hace en dos lugares: lunes, miércoles y viernes en un espacio físico prestado por la Municipalidad, mientras que martes, jueves y sábado en un domicilio de una de sus colaboradoras.

Además de la merienda, «Sonrisitas» ofrece un ropero comunitario para los niños y su familia, como así también una biblioteca solidaria repleta de libros de todo tipo.

«Desde el merendero realizamos constantemente actividades, porque no queremos que los niños que acuden al lugar solo tomen la leche y se vayan, sino que tratamos de que sea también un lugar de contención», afirmó la voluntaria. En este sentido, explicó que se brindan charlas y disertaciones de distintas temáticas, paseos por la localidad y ciudades vecinas, y actividades vinculadas con la recolección de material necesario para centros asistenciales, como por ejemplo para el Hospital Garrahan, a través de la campaña «Una tapita por una sonrisa».

Uno de sus últimos paseos fue a un nuevo refugio para perros callejeros de la localidad. Allí los niños quedaron muy sorprendidos y entusiasmados de seguir ayudando con la organización. De este modo se les ocurrió realizar las cuchitas con material reciclado. «Tanto nosotros como el refugio no tenemos una entrada de dinero más que las colaboraciones de la gente, que afortunadamente son muchas ya que el pueblo es muy solidario. Por esto, nos pusimos en campaña para tratar de ayudarlos», expresó Laura.

Y agregó: «La idea la encontramos en internet, y fue así que las chicas que llevamos adelante el merendero, junto a los niños, sus padres y las integrantes del refugio, nos pusimos en campaña para recolectar cajas de leche, y cartón».

De este modo construyeron una gran cantidad de cuchas que este martes ya fueron repartidas por distintos espacios de la localidad de Trenel, donde los perros callejeros suelen pasar sus noches. El frío no afectará a una gran cantidad de caninos, y próximamente serán más los protegidos ya que se continuarán construyendo cuchas. «Las hicimos con mucho amor, estamos felices», expresó emocionada Laura.