“Un modelo económico que excluye”

DIPUTADOS DEL PJ REPUDIAN DESPIDOS DE MAS DE 70 TRABAJADORES PAMPEANOS EN ALPARGATAS

La diputada Alicia Mayoral (PJ) rechazó “fervientemente” los 73 despidos en la empresa Calzar de la capital pampeana, como consecuencia de las medidas de “achique” que realiza la firma, a partir de la política aperturista de las importaciones que impuso el gobierno nacional, perjudicando al sector textil.
La legisladora presentó un proyecto de resolución en la Legislatura junto al resto de los diputados del oficialismo contra la decisión de la empresa de capitales brasileños que incumplió con la promesa de limitar la reestructuración de la planta a los retiros voluntarios, como sucedió también en otras provincias del país.
Ahora, los despedidos fueron los empleados con menor antigüedad, por lo que se pagará menos indemnización. Por esto, la planta de Calzar quedará con 200 operarios, tras los 73 despidos sin justa causa y los 40 retiros voluntarios que se sumaron en las últimas semanas, presionados por la crisis.
“Al igual que mis compañeros de bancada, me siento profundamente dolida e indignada ante esta lamentable decisión de Alpargatas. Cada vez que un trabajador pierde su empleo muchas otras personas detrás de ellos sufren las consecuencias”, indicó la diputada Mayoral.
Entre los fundamentos, agregó que “en estos tiempos de crisis, quedarte sin trabajo es realmente una tragedia, ojalá pronto pueda resolverse esta triste situación, por el bien de todos”.
Además, destacaron que el gobierno provincial intentó “revertir” la situación de los despidos de estos trabajadores, pero “no se pudo llegar a un acuerdo con la patronal”.

Un modelo que “excluye”.
“Venimos advirtiendo desde principios de 2016 la delicada situación que atraviesa la industria textil, entre otras, producto de un modelo económico que excluye, abre importaciones deliberadamente, aplica tarifazos impagables, devalúa y destroza el consumo interno”, agregó.
“Esto tiene como responsable tanto a Mauricio Macri y a todos los que por acción u omisión apoyan este modelo económico especulativo, entre ellos el intendente de nuestra ciudad que espero pronto atienda a las familias despedidas y busque alguna solución. Macri es hambre”.
La fábrica abrió su planta de Santa Rosa en 1984 y sobre 1991, llegó a emplear a 1.300 obreros. Desde 2016, avanzó con un proceso de reducción de su plantel, debido a la baja progresiva de las ventas y la apertura de las importaciones, que pusieron en crisis a toda la industria textil y del calzado a nivel nacional. Actualmente se fabrica calzado deportivo de la marca Topper.