Inicio La Pampa Un oasis para niños, adolescentes y abuelos

Un oasis para niños, adolescentes y abuelos

COLONIA DE VACACIONES EN TOAY

Casi 800 niños y adolescentes de Toay aguardan ansiosos que llegue el lunes 4 de enero, cuando podrán reencontrarse con sus congéneres en el Parque Recreativo Municipal para jugar, compartir actividades y disfrutar la pileta, después de un año de severo confinamiento, con escuelas y clubes cerrados. Será una Colonia de Vacaciones muy singular: funcionará en burbujas, con protocolos de prevención, horario reducido y turnos diferenciados, y priorizará los juegos, la vida en la naturaleza y distintos talleres.
«Dividimos al pueblo en dos sectores, este y oeste, y tenemos todo programado de acuerdo a las medidas y protocolos dispuestos por la autoridad provincial. Los chicos se inscribieron por anticipado y la actividad se desarrollará en dos horarios, de 9 a 11 horas (sector Este) y de 11 a 13 (Oeste), en modalidad de burbujas, con un líder o profesor cada diez chicos». Los grupos se conformarán por edades, de 4 a 13 años. «Los adolescentes de entre 14 y 16 años participan de otro programa, Verano Joven, que funcionará de 15 a 17 horas. Y los abuelos del Cumelén asistirán de 18 a 20» explica Claudia Lucero, directora de Deportes del municipio.
Para los adultos mayores, principal grupo de riesgo del coronavirus, será también una oportunidad de reencuentro y recreación, tras nueve meses de aislamiento forzado. «Quienes no tienen medios propios para llegar serán trasladados por la combi del Cumelén, que tiene un recorrido establecido». Además, «entre los abuelos las burbujas se conformarán por motivaciones comunes», según las actividades que cada uno prefiere desarrollar, desde juegos de cartas, canto y danza hasta partidos de newcomb (vóley adaptado) «un juego que cuenta con muchos aficionados aquí» comenta Claudia.
Derechos y naturaleza.
La decisión de organizar una colonia de vacaciones respetando las normativas especiales dispuestas por el gobierno provincial importa un desafío mayor que en temporadas normales. «Trabajamos juntos con otras áreas como Niñez y Adolescencia, Violencia, y Discapacidad. Tenemos nueve profesores de Educación Física y unos 50 líderes que seleccionamos de una lista con más de 150 postulantes». Ese registro se mantiene activo para cubrir eventuales vacantes derivadas de la propia situación sanitaria.
Tampoco podrán realizarse encuentros deportivos y se priorizarán otras actividades, aprovechando el amplio espacio disponible en las canchas de fútbol y la zona de monte con senderos. «También programaremos jornadas en los médanos. Es buena oportunidad para dar mayor lugar a las actividades de vida en la naturaleza, la natación y los talleres sobre vulneración de derechos en niños y niñas».
En ese marco desarrollarán juegos al aire libre, talleres de cabuyería (arte de elaborar nudos y amarres), talleres narrativos, construcción de chozas y hasta cocina rústica, siempre cuidando las rotaciones grupales para sostener las burbujas y evitar aglomeraciones. Incluso la piscina, reina del verano, observará restricciones: «también incorpora protocolos y sólo podrá haber tres personas por andarivel».
Tras cumplir las tareas de revisión y mantenimiento del natatorio, ya está todo listo y hoy mismo comenzará el llenado de sus piletas: para niños y abuelos de Toay, es la mejor noticia.