Inicio La Pampa "Un peligro para todos"

«Un peligro para todos»

VECINA CON PROBLEMAS PSIQUIATRICOS

Un grupo de vecinos y vecinas de la calle Julio Sosa del barrio Sur Plan 5.000 se organizaron para reclamarle al Estado que se ocupe de la situación en la que se encuentra una mujer que sufre problemas psiquiátricos. «Nos pone en peligro a todos, es una situación insostenible», aseguraron.
En representación del grupo de vecinos y vecinas, Mirta Herbáez dijo a LA ARENA que «hace 20 años que estamos luchando por la situación de esta mujer que también nos afecta y sentimos que ahora se está yendo de las manos».
De acuerdo a su relato, la mujer, de alrededor de 60 años, vive hace más de dos décadas en el lugar y sufre problemas psiquiátricos que se manifiestan «a través de ataques en los que se empieza a imaginar cosas y reacciona» por lo que «en reiteradas ocasiones estuvo internada y vinieron a buscarla, pero nunca respondía».
A raíz del padecimiento en su salud, los vecinos aseguraron que están expuestos a situaciones de mucho peligro desde hace tiempo, aunque su gravedad comenzó a incrementarse en los últimos meses. «Antes se colgaba por el tapial y me sacaba fotos, entonces tuve que levantarlo más. Pero ahora pasan cosas como que viene y nos apedrea durante cuatro días seguidos la casa o a la vecina de enfrente que le quiso pegar con un palo», manifestó Herbáez.
Al recordar otras situaciones, la mujer sostuvo que «a veces sale y tira a la calle su comida porque piensa que nosotros, sus vecinos, se la envenenamos» y que incluso «ha llevado a analizar muestras de agua a los laboratorios porque pensaba que subíamos al tanque a ponerle cosas».

«Miedo a un ataque».
Otra de las vecinas damnificadas, Blanca Saraevich, dijo a este diario que «ayer me tuve que quedar todo el día en mi casa porque estaba en la calle y tenía miedo de salir y que me ataque o me grite algo». A su vez, añadió que todos los vecinos están amenazados por la mujer y que «la situación es muy grave por los problemas que tiene y lo que nos genera a nosotros».
Finalmente, ambas entrevistadas contaron que «ella está sola y nadie se quiere hacer cargo». En varias ocasiones «fue a su casa la policía, una asistente social del Hospital Evita, una ambulancia, pero nunca les abre la puerta».
Por eso, el grupo de vecinas y vecinos labró esta semana una denuncia ante la Seccional Sexta de la Policía de La Pampa y ante la Unidad de Atención Primaria del Ministerio Público Fiscal (MPF) con el objetivo de reiterar el alerta de la situación que viven y para solicitar también la intervención del Estado para que asista a la mujer.