Inicio La Pampa "Un proyecto irresponsable con el ADN del bravismo"

«Un proyecto irresponsable con el ADN del bravismo»

POYO FUSTIGO EL PEDIDO DE CONCEJALA DE PASE A PLANTA

El secretario de Gobierno de la Municipalidad de 25 de Mayo, Ricardo Poyo, fue el encargado de desestimar el proyecto de la concejala Beatriz Ainó quien le reclamó al intendente Abel Abeldaño que incorpore a planta permanente a 137 trabajadores contratados. «Reconozco en la edila el ADN del Movimiento Popular Veinticinqueño (MPV): oportunista, irresponsable, mentiroso y vendedor de ilusiones», le dijo a LA ARENA.
Poyo afirmó que la alternativa planteada por Ainó es irresponsable e inviable. «Esta concejala que hoy plantea esta barbaridad, es la misma persona que en el mes de marzo de este año, cuando se debían reunir los concejales para la sesión preparatoria, le solicitó a la presidenta del Concejo postergar la reunión -por no poder asistir por razones particulares- y ante la negativa, preguntó ‘¿Natalia -Bravo- no podrá votar por mí?’. Ese nivel de irresponsabilidad e ignorancia del funcionamiento de las instituciones democráticas que se refleja en este proyecto, y que quizás sea útil para ganar algún voto pero que seguramente llevaría a la bancarrota al municipio. Ese es el ADN del MPV, por que ya lo hicieron», fustigó Poyo.

Respuesta política.
El secretario municipal le devolvió al MPV el cachetazo político. «Pasa algo llamativo con esta gente. En el año 2011 comenzaron con cinco concejales y finalizaron con uno. En 2015 comenzaron con dos y finalizan con uno, algo sucede con la gente que ingresa con el MPV y luego ven que las cosas no son claras», afirmó.
Poyo aseguró, entre líneas, que de la elaboración del proyecto participó Lorena Echenique, actual jueza de Faltas y candidata local por el MPV. «Insisto con lo del ADN, por que la candidata a intendente seguramente estuvo de acuerdo con este proyecto, que flaco favor le hace si ganara las elecciones, pero bueno no podría ocupar el lugar que ocupa si no pasó exitosamente el ‘análisis’ que la hace del palo», aseguró.
«Esta gente no le hace asco a nada, y apela a las acciones más bajas y traperas porque su ADN es eso: inauguraciones truchas, mentiras, videos que comprometen personas con problemas, promesas incumplidas, persecución a los que pensamos distintos y somos distintos a ellos, y sobre todo amnesia total, porque estuvieron en el gobierno desde el 2007 al 2015», les recordó.
«Usar la gente es parte de su ADN, y con estas promesas de campaña, y la necesidad de la gente, pretenden conseguir algunos votos. Ya lo hicieron y quieren repetir el pasado que no fue bueno para los veinticinqueños», añadió.

Duro con Bravo.
Por último arremetió directamente contra David Bravo. «El padre de la criatura, el que puso el ADN en el MPV, es el ex intendente, hoy escondido, pretendiendo ser concejal para poder seguir en política, y a la ‘caza del botín’ para poder hacer lo que ya hizo», le endilgó.
«Pícaro de origen y vacío de cerebro, condenado por incumplimiento de los deberes de funcionario público, acusado por peculado y a juicio por la firma del convenio con la cooperativa Coospu, fundida también, y a juicio por trata de personas. Todo un prontuario avala su conducta. Ese es el ADN del MPV», concluyó Poyo.