Inicio La Pampa Un puestero tuvo en vilo a la familia

Un puestero tuvo en vilo a la familia

SALIO A BUSCAR CHIVAS Y APARECIO AL OTRO DIA

Un puestero de la zona, que había salido a buscar unas chivas, mantuvo en vilo a su familia, vecinos y a la policía porque apareció recién al día siguiente. El hombre, de 64 años, fue encontrado en el límite con Mendoza en buen estado de salud, a pesar de haber pasado la noche a la intemperie en medio de un clima de humedad y frío.
Fuentes policiales indicaron que se trata de Juan Agustín Martínez, de Puelén. El trabajador rural, que habita el puesto conocido como «La Cañada», ubicado en el Lote 18, en la tarde del viernes le dijo a su mujer que saldría a caballo a rastrear un grupo de chivas.
Ya entrada la noche, familiares llegaron al predio rural para avisarle que había fallecido un hermano. Allí se enteraron, por la desesperada mujer, de que el trabajador rural no había regresado.
Unas siete personas, familiares y vecinos, salieron a buscarlo tratando de seguir los rastros. Sin embargo, poco después de las dos de la madrigada, por las condiciones climáticas adversas tuvieron que desistir y volver al puesto. Más tarde dieron aviso a la policía.
La búsqueda se retomó en horas de la mañana y, además de los allegados, se sumaron agentes policiales. En horas de la tarde lograron visualizarlo en un punto cercano al límite con Mendoza, donde está el yacimiento petrolero El Corcovo, a unos 35 kilómetros -en línea recta- al oeste de Puelén.
Aunque aún no se conoció los argumentos de Martínez, el puestero habría notado que un grupo de madres caprinas, que están preñadas y a punto de parir, no había regresado como lo hace habitualmente. Por tal motivo decidió ubicarlas y arriarlas hasta los corrales. Es un hombre baqueano que conoce el lugar y está acostumbrado a pasar una noche a la intemperie, lo que permitió que haya sido el mejor final.