Inicio La Pampa Un revés en el STJ para "Toro" Sánchez

Un revés en el STJ para «Toro» Sánchez

LE DENEGARON RECURSO EXTRAORDINARIO

El Superior Tribunal de Justicia le propinó un duro revés al ex dirigente de Atlético Santa Rosa, Jorge «Toro» Sánchez, al rechazarle una apelación que había interpuesto contra la sentencia que oportunamente lo había condenado.
Jorge Omar Sánchez, con el patrocinio letrado de Enrique Alberto Moreno, presentó un recurso extraordinario provincial contra la decisión de la Sala 2 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de la Primera Circunscripción Judicial, la que en su parte resolutiva también había dispuesto «rechazar la apelación interpuesta por el coaccionado». Ahora la Sala A del STJ, integrada por Roberto José Sappa y Eduardo Fernández Mendía, volvió a decirle no a la pretensión del ex secretario del Club Atlético Santa Rosa.

Rechazan apelación.
La Justicia provincial había fallado -hace casi un año atrás- en contra del «Toro» Sánchez, por lo que el ex directivo de Atlético Santa Rosa debía indemnizar en una suma millonaria en dólares a la institución.
La medida dispuesta obligaba a Sánchez a hacer frente a la condena para devolverle a Atlético Santa Rosa una suma que al 23 de febrero de 2015 rondaba los 1.194.500 dólares, que deberían ser actualizados con la tasa mix que fija la justicia civil, más el 21% de IVA.
El 11 de diciembre del año anterior la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de Santa Rosa, informó del rechazo a la apelación interpuesta por el coaccionado Jorge Omar Sánchez contra la sentencia dictada hace ya un par de años. Además se imponían las costas «de la alzada a cargo del apelante vencido», y se regulaban los honorarios de los abogados intervinientes.

«Yo no debo nada».
¿Cuál era la pretensión de Sánchez? Que con la devolución de 30 hectáreas -ubicadas a la vera de la ruta 5- por parte del ex presidente Miguel «Huevo» Gómez, quedaba saldado cualquier compromiso con Atlético Santa Rosa. Es decir, que ni «Toro» Sánchez, ni el ex secretario del club tenían nada más que devolver. El Organo Fiduciario se encargó de probar lo contrario, y así fue confirmado por las jueces de Cámara Adriana B. Gómez Luna y María Graciela Albores.
Aunque no resultaba fácil estimar cuál es el monto que deberá afrontar Sánchez y la otra persona que quedó vinculada al proceso, un cálculo somero arrojaba alrededor de 1,2 millones de pesos más intereses; pero además los vencidos tendrían que hacerse cargo de los honorarios de los profesionales que intervinieron -unos 400 mil dólares, o más-; y también de otros gastos como Caja Forense y Rentas.
Cabe recordar que dos ex directivos de Atlético Santa Rosa fueron condenados en primera instancia a devolverle a la entidad una suma que rondaba los 700.000 dólares, más otro monto en pesos, con la particularidad de que también deberían hacer frente a intereses desde el 23 de febrero de 2015 hasta que efectivamente se formalice el pago.

Pocos caminos.
La sentencia, firmada por la jueza Adriana I. Cuarzo, titular del Juzgado de Ejecución, Concursos y Quiebras nº 2, fue apelada en Cámara por Sánchez. Ante el revés de la Cámara el coaccionado apeló al Superior Tribunal, que ahora le vuelve a decir que no.
¿Qué le quedaría por delante? Todo indicaría que por lo decidido en primera instancia, luego por la Cámara, y ahora por el STJ, al «Toro» no le quedaría otra que hacer frente a lo que debe devolver a Atlético Santa Rosa.
No está claro si «Toro» Sánchez es insolvente. Se sabe fehacientemente que es heredero de un campo -junto a sus dos hermanos- que era propiedad de su padre.
No se sabe que efectivamente se haya realizado la sucesión, y si fue puesto a su nombre. Si así fuera Atlético podría pedir el embargo de ese bien, y esa sería la idea de los actuales directivos de la entidad. ¿Podrán?

«Se lo prestó».
Tres dirigentes infieles estafaron a Atlético Santa Rosa en alrededor de 3 millones de dólares. Fue una operación inmobiliaria en la que el club se desprendió de parte de los terrenos del estadio Mateo Calderón (donde estaba la cancha auxiliar y ahora se levanta un complejo habitacional de una cooperativa), y también de la sede céntrica.
Atlético parecía tener el futuro asegurado con el ingreso de 2.880.000 dólares por la venta de parte del estadio a Casa Tía. Además se vendió la sede céntrica -en Yrigoyen 262- al propietario de una agencia de venta de autos, que debía entregar una suma de dinero y 20 vehículos al Club Santa Rosa. Lo curioso es que el dinero que debía aportar se lo «prestó» el mismo club (¡¡!!).
A consecuencia de aquellas maniobras Atlético se quedó con 37 hectáreas en un predio ubicado al Este de la ciudad, sobre la ruta 5.