Inicio La Pampa Una beba con graves quemaduras

Una beba con graves quemaduras

25 DE MAYO: ACUSAN A MEDICO DEL HOSPITAL DE "ABANDONO DE PERSONA"

Una familia de 25 de Mayo vive un drama, el lunes a la tarde una beba de un año y medio tomó agua hirviendo y está internada en la ciudad de Neuquén con graves quemaduras. Noelia, una tía de la menor, le contó a LA ARENA que el médico de guardia del hospital Jorge Ahuad minimizó la gravedad de las lesiones, y que no solo no le prestó atención sino que tampoco la quiso derivar a Catriel, la tuvieron que llevar en auto. «La beba en el viaje convulsionaba y se desmayaba, corrió riesgo su vida», aseguró.
Ayer, Noelia le confirmó a este diario que personalmente, en la mañana del martes, en nombre de la familia, hizo dos denuncias, una ante la fiscal Eugenia Bolzan y otra ante la directora del hospital, María Elsa Barrionuevo.

¿Cómo fue?.
La tía contó que el accidente doméstico habría ocurrido aproximadamente a las 19 del lunes. en una vivienda ubicada en la Avenida Santa Rosa Oeste al 3.000. «Mi hermana estaba preparando el té y dejó arriba de la mesa el vaso con agua hirviendo, se dio vuelta a buscar un saquito y la nena agarró el recipiente, tomó y se volcó encima», precisó.
La misma interlocutora señaló que tomó contacto con el incidente cuando su padre -el abuelo- y su hermana salieron desesperados de la casa con la criatura para ir de urgencia al hospital Jorge Ahuad. «La agarré en mis brazos y salimos corriendo», dijo.

«La miró de lejos».
En su relato, la mujer indicó que al llegar al nosocomio, cerca de las 19 del lunes, «nos recibió una enfermera que la recostó en la camilla mientras esperaban al médico -de guardia- que estaba en un consultorio atendiendo pacientes. Como a los tres minutos, ante la desesperación, le volvimos a preguntar a la enfermera y nos dijo que esperáramos que estaba recetando.
Para entonces, dos o tres enfermeras rodeaban a la bebé y le habían colocado una crema. Pasaron otros 10 minutos y la beba lloraba de dolor, ahí reclamé levantando la voz para que nos escuche, es más, había mucha gente esperando y también pedían que atendieran a la nena», contó.
«Ahí sí apareció este médico, al que no conocemos, es nuevo, y en vez de acercarse a ver a la nena lo primero que hizo es amenazarnos con llamar a la policía si no nos calmábamos. La miró de lejos con una linternita, y después fue como que se asustó o algo así, porque la miraba de lejos y no la atendía, ni siquiera la tocó», añadió.
«Ante esta situación le pedimos que nos facilitara una ambulancia para llevarla a Catriel porque teníamos obra social. El doctor nos negó esa posibilidad porque dijo que hay que seguir un protocolo», relató.

A Catriel en auto.
Ante esta negativa los familiares decidieron trasladarla en un auto particular. Noelia contó que las tres enfermeras la vendaron y salieron. «En el trayecto, la bebé convulsionaba y se desmayaba se desmayaba por el dolor, mi hermana llamó al hospital de Catriel y a mitad de camino encontraron la ambulancia que venía a buscarlos. En el centro médico le pusieron oxígeno, la medicaron y la derivaron de urgencia a la Clínica Perón. Ahí nos dijeron que la niña corrió peligro de vida porque pudo haber tenido un paro cardiorrespiratorio por el cuadro», explicó.
Allí fue atendida por el médico pediatra Romero, una cirujana y otra médica. Ellos les informaron que no podían diagnosticar el grado de quemaduras porque había tragado agua hirviendo y que debían atenderla en otro lugar de mayor complejidad, por lo que a la madrugada de ayer fue trasladada a la clínica San Lucas de la ciudad de Neuquén.
«Hoy nuestra niña está internada en una zona especial a la que no podemos acceder. Le hicieron cirugía para remover parte de la piel en la zona de la boca y el cuello. Y por las lesiones internas -al tragar agua hirviendo- le están haciendo estudios. También le colocaron una sonda para alimentarla porque no puede tragar. La idea es estabilizarla y trasladarla a un instituto del quemado en General Roca», agregó.

Las denuncias.
La mujer reveló que se ocupó personalmente, a pedido de su hermana y familia, de denunciar el caso. «A las 7 de la mañana del martes fui al hospital Jorge Ahuad para hablar con la directora -María Elsa Barrionuevo-, me atendió una secretaria y me dijo que no estaba pero que tenía que traer una nota. De ahí me fui a Fiscalía, donde pude hablar con la doctora -Eugenia- Bolzan, a quien le conté lo que había pasado y firmé una denuncia formal. Ella está pendiente del caso y me ha llamado un par de veces para saber cómo está mi sobrinita, me dijo que se estaba ocupando del tema», dijo.
La situación también está en el ámbito oficial del Ministerio de Salud. «Más tarde volví al hospital para llevar la denuncia. Estuve hablando con la directora, ella me escuchó y me dijo que iban a citar al médico para que haga su descargo y la elevarían a Salud», indicó.
«Gracias a todos los que mandan mensajes con mensajes de estímulo. Con mi familia estamos agradecidos. No se imaginan el dolor y la angustia que tenemos, es muy difícil por lo que estamos pasando», concluyó Noelia.