Una casa abandonada

Una vecina, que vive en la calle Emilio Civit al 600 de Santa Rosa, denunció de manera pública que desde hace más de 20 años una casa lindera a la suya está en completo estado de abandono. Se puede observar la vivienda con un cartel de “Se vende”, sus paredes rotas, una puerta de madera en desidia y los yuyos que parecen crecer.

“Se viene el verano y recrudecen las lauchas, las ratas y los yuyos”, dijo la mujer a periodistas de LA ARENA y cuyo artículo salió publicado en la edición impresa de este martes.

Y amplió: “De la Municipalidad vinieron y dicen que no pueden hacer nada porque es privado”, se lamentó Elsa Capello… ante un cronista de este diario.