Una charla reunió a los candidatos

EL RADICALISMO PAMPEANO, EN ENCUENTRO SOBRE DESARROLLO TERRITORIAL

Un encuentro convocado por el diputado nacional y precandidato a gobernador Daniel Kroneberger se desarrolló en el Hotel Caui de General Pico. La charla estuvo a cargo del legislador nacional por la provincia de Buenos Aires, Fabio Quetglas, y reunió a dirigentes radicales pampeanos.
Curiosamente, la actividad reunió a candidatos radicales durante la misma noche que Carlos Javier Mac Allister, el seguro competidor para las internas de Cambiemos, se lanzaba desde Santa Rosa.
En General Pico, además de Kroneberger, estuvieron presentes el senador Juan Carlos Marino y el exintendente santarroseño Francisco Torroba, otros dos dirigentes con intenciones de ser candidatos a la gobernación pampeana. A ellos se sumaron otros dirigentes de peso, como el presidente del Comité Provincia de la UCR, Hipólito Altolaguirre, hermano del actual intendente de la capital provincial.
Quetglas fue electo diputado nacional en 2017, es abogado y master en Gestión de Ciudades y desarrollo local (Universidad de Barcelona, 2004), master en Internacionalización del Desarrollo Local (Universidad de Bologna), director de Postgrado en Desarrollo Local y Gestión de Ciudades de la Universidad Caece (2003-2005), y capacitador del Instituto Nacional de Capacitación Política en temas de Desarrollo Territorial.
Actualmente se desempeña como profesor de la UTN, UBA, director de la Maestría en Ciudades de la UBA, y Coordinador de la Maestría en Desarrollo Territorial de la UTN.
Durante la charla, Kroneberger agradeció la presencia de dirigentes radicales provinciales (intendentes, concejales, legisladores provinciales, nacionales, autoridades partidarias, ex diputados nacionales) que dieron el presente en la charla que el precandidato a gobernador organizó en la ciudad de General Pico.
“La charla de Fabio Quetglas nos permitió enriquecernos en el diseño de políticas públicas para el desarrollo local y el desarrollo territorial. Planificar el diseño de las ciudades modernas es el nuevo desafío que tenemos por delante. Necesitamos un programa de desarrollo local, acompañado de un programa de solvencia fiscal, con servicios públicos solventes, con infraestructura adecuada y acorde a las nuevas complejidades que se nos avecinan”, explicó.
“Planificar las ciudades requiere de expansión económica, una logística asociada a la actividad económica, una fuerte inversión en infraestructura y recursos humanos que se capaciten constantemente. Una cadena de valor asociada a las innovaciones, no puede estar ausente a la hora de planificar las complejidades de las ciudades modernas”, sostuvo Kroneberger.

Espacio de reflexión.
Para Quetglas, la idea de desarrollo local “no implica el aislamiento o la exacerbación particularista de una economía regional sino, por el contrario, el despliegue de las potencialidades del territorio para insertarse con inteligencia en la economía global”.
“El desarrollo local resulta entonces un espacio multidisciplinar de reflexión sobre las relaciones entre desarrollo y entorno territorial y un abordaje de políticas públicas orientadas a generar condiciones de construcción de ciudadanía en determinado territorio, con el uso de herramientas que incrementen la competitividad económica, la cohesión social, la sostenibilidad ambiental y la capacidad innovadora y adaptativa”, añadió.
Señaló además como políticas paradigmáticas de desarrollo económico local a “la calificación de las personas para ampliar su disponibilidad y funcionalidad laboral, mantener los estímulos necesarios para que la inversión en infraestructura y logística sea lo suficientemente interesante, disponer de un ‘aparato estatal’ calificado, bien entrenado y con equipamiento adecuado, generar visibilidad de un sector económico o un territorio, facilitar los encadenamientos productivos en el territorio y proveer los servicios públicos adecuados, con calidad y costo razonable”.
Explicó seguidamente que “los territorios ocupan así tres roles básicos en relación al desarrollo: de generación y transmisión de conocimientos, de administración nodal de flujos intensos, diversos y sensibles (ya sean de información o mercaderías) y de administración de las tensiones sociales, cuidado de la sustentabilidad ambiental y generación de condiciones de hábitat equilibradas que no impidan la actividad económica”.