Una condena en suspenso

VIOLENCIA FAMILIAR

Un hombre fue condenado ayer a ocho meses de prisión en suspenso por amenazar e ingresar al domicilio de la mamá de sus hijos sin el consentimiento de ella. La investigación está a cargo del fiscal Andrés Torino, perteneciente a la Fiscalía de Violencia Familiar y de Género.
La víctima estaba en su domicilio cuando el imputado se presentó y comenzó a reclamarle por una relación que la misma estaba manteniendo con otra persona. Ante la negativa de la mujer a contestarle, el agresor le manifestó que si los veía juntos los iba a matar.
Días después, el denunciado ingresó, sin autorización previa, por la ventana al inmueble, mientras que la damnificada y sus hijos estaban durmiendo. En esas circunstancias fue hasta la habitación en la que se encontraba la víctima, la despertó, le empezó a preguntar si estaba con alguna otra persona y la amenazó nuevamente de muerte. Luego de un rato, la denunciante logró que el condenado se retirara de su casa.
El hombre fue condenado en calidad de autor, del delito de amenazas simples y violación de domicilio, a la pena de ocho meses de prisión en suspenso. También deberá cumplir durante dos años las siguientes reglas de conductas: fijar residencia, someterse al cuidado del Ente de Políticas Socializadoras y abstenerse de relacionarse de modo alguno, personalmente, por teléfono ni por ningún otro medio virtual (mensajes de textos y/o internet) con la víctima.
La sentencia fue dictada por el juez de control Gabriel Lauce Tedin, de acuerdo con lo informado ayer desde el área de prensa del Ministerio Público Fiscal.