Inicio La Pampa Una disputa familiar terminó con un joven herido de bala

Una disputa familiar terminó con un joven herido de bala

PELEA ENTRE CONCUÑADOS

Una pelea entre concuñados terminó con un joven herido de dos disparos de arma de fuego y otro detenido. La discusión familiar se habría desencadenó tras un hecho de violencia de género.
Fuentes policiales informaron a LA ARENA que todo ocurrió durante la madrugada de ayer, alrededor de las 3.15, cuando un llamado al 101 alertó a los efectivos ante posibles detonaciones de arma de fuego en el barrio Fonavi 42. «Cuando se acerca el móvil se encuentra a un muchacho de unos 29 años con heridas de arma de fuego en el gemelo y en la parte baja de la espalda», señalaron.
En el lugar, el joven le dio una versión al personal policial de la Seccional Sexta, en la que supuestamente estaba en la casa de su concuñado, un hombre de alrededor de 30 años que vive en la calle Wilde al 2100, y en un determinado momento se pusieron a discutir porque el propietario de la vivienda «le había pegado a su pareja (pariente del herido) delante de él».

Disparos.
Ambos se trenzaron a golpes en el exterior de la vivienda y, en circunstancias que aún son materia de investigación, el sospechoso le efectuó dos disparos con un arma calibre 22 largo. Las balas impactaron en uno de sus gemelos y en la espalda, y según pudo saber este diario, no alcanzó a dañar ningún órgano vital. Por estos motivos, el joven fue asistido por personal del Servicio de Emergencias Médicas (SEM) y trasladado a un establecimiento sanitario. Posteriormente, fue dado de alta.
Por su parte, desde la Policía contaron que el autor de los disparos también manifestó tener una herida en el brazo, aunque por el momento «se está tratando de determinar si se trata de una herida de arma de fuego o una mordedura de perro, porque en el domicilio tienen un pitbull».

Allanamientos
El personal de la Seccional Sexta continuó la investigación durante la mañana de ayer y realizó dos allanamientos en búsqueda del arma y otros elementos de interés para la causa. Uno de ellos en el domicilio del agresor y otro en la vivienda de un menor, ubicada sobre la Pasteur, que aparentemente había presenciado la pelea y se había llevado el arma.
En los procedimientos no lograron encontrar nada. Sin embargo, la madre del menor comentó que se «habría ido a vivir a lo del abuelo, sobre la avenida Perón al 1800». Los efectivos realizaron un rastrillaje en la zona, debido a que no tenían precisiones de la dirección exacta.
De esta manera, lograron encontrar el arma, la cual estaba tirada sobre la calle Azurduy al 1800, justo «detrás de la casa del abuelo del menor».
Finalmente, precisaron que el agresor quedó detenido, acusado de lesiones con arma de fuego, violación de la cuarentena -por incumplir el horario fijado para encuentros sociales o familiares-. Además, se le inició una causa por violencia de género.