miércoles, 27 octubre 2021
Inicio La Pampa Una familia murió por inhalar monóxido

Una familia murió por inhalar monóxido

Una impactante tragedia conmovió a la sociedad santarroseña: una pareja mayor de edad y cuatro niñas menores murieron ayer en una vivienda del barrio Colonia Escalante por inhalar monóxido de carbono producto de una pérdida que se registró en el lugar. Además, dos de las mascotas también fallecieron.
El dramático siniestro ocurrió en una vivienda ubicada en la calle Allan Kardec, donde vivían Alicia Ortiz, de 47 años, y su pareja, Enrique Rodríguez, de 44 años. A su vez, fuentes del Ministerio Público Fiscal a cargo de la investigación informaron que en el lugar estaban dos niñas de 6 y 11 años, nietas del matrimonio, una adolescente de 16, sobrina, y su amiga de 17 años, quienes también murieron. Además, por la tóxica pérdida, dos de los cuatro perros que vivían en el lugar también fueron víctimas fatales del episodio.
«Tenemos que lamentar una tragedia familiar, en principios no hay terceras personas involucradas en el hecho y estamos aguardando la autopsia», declaró Oscar Cazenave, fiscal a cargo de la investigación, al concluir su trabajo en el lugar de los hechos.
Por estas horas, los cuerpos de las víctimas fatales fueron trasladados hacia la morgue judicial donde los médicos forenses trabajan en la autopsia para indagar en mayores detalles acerca de la causa y la hora aproximada en la que las seis personas murieron. A su vez, la fiscalía dictó una serie de medidas como el secuestro de los teléfonos celulares que se encontraron en el lugar para averiguar cuales fueron las últimas comunicaciones que tuvieron los integrantes de la familia con el exterior.

Los hechos.
Según pudo reconstruir LA ARENA en base al relato de fuentes policiales, minutos después de las 13.30 un familiar de la pareja fallecida se acercó a la vivienda para intentar establecer contacto con las personas que estaban en el lugar. Lo hizo después de reiterados intentos por comunicarse telefónicamente con quienes estaban en el lugar.
Al llegar a la casa, el familiar de las víctimas tampoco obtuvo respuestas al tocar la puerta, por lo que forzó su ingreso al interior de la casa y se encontró con el terrible panorama. El aviso a la Policía se produjo a las 13.40 horas cuando el llamado al 101 alertó sobre la situación y minutos después una patrulla de la Seccional Primera se hizo presente en el lugar.
Minutos después llegó al lugar personal del Servicio de Emergencias Médicas (SEM), de la Sección Canes y de la Agencia de Investigaciones Científicas, que llevaron a cabo las primeras actuaciones en el lugar de los hechos.
Con el correr de las horas comenzaron a llegar vecinos y familiares a las afueras de la vivienda. Allí se vivieron momentos de extrema tristeza, protagonizados por allegados a las víctimas.
Luego que los médicos, la policía y los funcionarios judiciales trabajaron en el lugar, los cuerpos de las víctimas fueron retirados. Minutos después llegó al lugar una cuadrilla técnica de la empresa Camuzzi Gas que trabajó varias horas para determinar las características del siniestro, el nivel de monóxido de carbono y la zona de la pérdida.
Según pudo averiguar este diario, en el lugar había un calefactor ubicado en el living que tenía salida hacia el exterior. Sin embargo, en las habitaciones había dos calefactores «catalíticos», sobre los que se tienen las principales sospechas, aunque todavía es materia de investigación.

Conmoción.
La muerte de la pareja y las cuatro menores de edad no sólo entristeció a los allegados y allegadas a la familia, sino que conmocionó a toda la sociedad santarroseña y una vez más generó conciencia del impacto que puede tener la inhalación de monóxido de carbono por una mala combustión en calefactores o termotanques.
En 2019 hubo una tragedia similar en la provincia cuando en General Acha un niño de cuatro años murió tras intoxicarse con la sustancia. Menos de un año antes, Santa Rosa había sido escenario de otro siniestro con la muerte de la periodista, conductora y modelo Lucía Trotz, de 42 años, que murió mientras se encontraba de visita en la provincia por el Día del Padre. Fue a causa de un calefactor con pérdida de monóxido que había en la habitación de la vivienda familiar donde se alojaba, en el barrio Villa Martita.
Otro de los casos más resonantes y conmovedores tuvo como víctima fatal a José Luis Vendramini, dirigente político del radicalismo y ex diputado provincial, que en 2016 murió a causa de un severo cuadro de intoxicación por inhalación de monóxido. Su pareja estuvo con un cuadro gravísimo durante varios días pero pudo sobrevivir.
La intoxicación por monóxido de carbono es una de las principales preocupaciones de cada invierno cuando el frío obliga al encendido de calefactores. Por eso siempre se recomienda la limpieza de los mismos y un correcto sistema de ventilación además de una instalación a cargo de un gasista matriculado con la posterior habilitación de Camuzzi o las empresas proveedoras del servicio.