Inicio La Pampa Una forma de aliviar los dolores

Una forma de aliviar los dolores

SE REALIZA LA PRIMERA JORNADA DE ANTIGIMNASIA Y AUTOCURACION EN SANTA ROSA

Por primera vez en Santa Rosa se realizará una jornada de Antigimnasia y Autocuración. La actividad estará a cargo de una de las pocas profesionales certificadas que existen en el país, la licenciada Laura Diuzaboulet, quien se formó en Francia con la creadora de la especialidad, la terapeuta francesa Terése Bertherat.
La jornada, abierta para todo público, será organizada por LA ARENA y auspiciada por el Hotel Unit, ubicado en Avenida Luro y Argentino Valle, el cual será sede del encuentro, el sábado 22 de septiembre.
El cupo para inscribirse es muy limitado: solo diez personas por cada sesión y habrá dos: una a la mañana y otra a la tarde. Para más información escribir a: antigimnasia@laarena.com.ar
Bertherat (fallecida en 2014) es la creadora de la Antigimnasia. La técnica de conocimiento y movilización corporal, nació en la década del ’70, y se extendió rápidamente por diferentes países de Europa y América.

«Nuestro cuerpo es nuestra casa. Sin embargo, no tenemos plena conciencia de él, no sentimos las relaciones entre sus diferentes partes e ignoramos totalmente cómo lo movemos. Adquirimos un repertorio mínimo de movimientos que repetimos durante toda nuestra vida sin entender que solo representan una pequeñísima muestra de nuestras posibilidades. La Antigimnasia se propone entrar en contacto con el cuerpo y sus potencialidades para liberarlo de las tensiones y retracciones en que se tradujeron los acontecimientos de la vida desde el día del nacimiento hasta el presente», ha explicado la terapeuta en su libro «El cuerpo tiene sus razones. Autocura y antigimnasia».
«A veces vemos personas de 50 años que siguen sufriendo por dolores que arrastran desde la cuna, son sufrimientos de los primeros meses o años de vida que se traducen en inhibiciones musculares, porque los músculos tienen un estricto registro de todas nuestras vivencias», reza el texto de Bertherat.

«Tiránico».
La terapeuta estaba disconforme con los procedimientos «mecanicistas y crueles» de la gimnasia, sentimiento que la llevó hasta Françoise Mezieres, una terapeuta francesa que la introdujo en lo que sería el concepto central de su teoría: el dominio tiránico que la cadena muscular posterior mantiene sobre el cuerpo.
Se trata de un conjunto de músculos completamente articulados que se inician en la nuca y se prolongan a lo largo de toda la parte posterior del cuerpo hasta los pies. Therése Bertherat define la cadena muscular posterior, con ironía, como un «tigre que vive agazapado en los músculos de la parte de atrás del cuerpo: la espalda, pero también la nuca, los lumbares, las nalgas, la parte de atrás de los muslos y de las dos piernas, debajo de los dos pies y de los diez dedos».
Según la teoría de la Antigimnasia, la primacía de la cadena muscular posterior sobre la mitad anterior del cuerpo es tan terminante que se la puede responsabilizar de la mayor parte de las patologías del sistema musculoesquelético. «Si a una persona le duele la espalda, no es por falta de fuerza como habitualmente se supone sino todo lo contrario, es por exceso de fuerza: los músculos posteriores trabajan demasiado. Sin parar tiran hacia ellos y no dejan ninguna oportunidad a los músculos de la parte delantera de hacer lo que deben», explicaba Bertherat.

Autocuración.
Para la especialista, el único remedio era aprender a adiestrar al tigre que habita en cada cuerpo. «Pero no debemos olvidar que mi propuesta es de autocuración. Nosotros no curamos a nadie. Los pacientes se curan solos», argumentaba.
«Hay una casa que lleva nuestro nombre. Somos nosotros los únicos propietarios, pero hace mucho tiempo que hemos perdido las llaves. Confiamos a los demás la responsabilidad de nuestra vida. Sin embargo, es posible encontrar las llaves de nuestro cuerpo, tomar posesión de él, habitarlo al fin, para hallar la vitalidad, la salud y la autonomía a las que tenemos derecho», se explica en el libro «El cuerpo tiene sus razones», hoy convertido en una guía para los seguidores de la antigimnasia.