Inicio La Pampa "Una fuente de agua" en el "Nuevo Salitral"

«Una fuente de agua» en el «Nuevo Salitral»

VECINOS ROMPIERON UN CAÑO PARA ABASTECER AL ASENTAMIENTO

La toma de terrenos en el «Nuevo Salitral» va en serio: los nuevos vecinos llegaron para quedarse, y buscan de cualquier manera mejorar su calidad de vida. Ayer por la mañana estaban recolectando firmas y gestionando trámites para que les conecten la luz (una tarea de la Cooperativa Popular de Electricidad), y durante el pasado fin de semana hallaron una «fuente de agua» desde donde abastecer al barrio.
«Hace una semana que estamos buscando, pero sabíamos que íbamos a encontrarlo», contó ayer a LA ARENA un joven que, metido dentro de un pozo de más de un metro de profundidad, ya planeaba el próximo paso a dar. «Tenemos un amigo que sabe de esto, y le vamos a meter una abrazadera para poder pinchar el caño y bajar agua para nosotros», aseguró.
A unos 100 metros de allí, otro vecino quiso hacer lo mismo el domingo pasado y terminó dañando el conducto. Al cierre de esta edición éste no habían sido reparado, y el agua decantaba, afortunadamente, en una lagunita.
Según un relevamiento que hizo este medio, cada tres lotes hay una conexión al caño de agua que corre por debajo de la calle Gobernador Duval, y que ahora sirve para alimentar a gran parte del Nuevo Salitral. Habrían hasta ahora unas diez conexiones.

Firmas.
Por otra parte, por la mañana de ayer, un móvil de Radio Noticias se encontró con una vecina que estaba en busca de firmas para llevar a la CPE para que se realice la conexión de luz. «Pasamos el fin de semana con mucho frío y necesitamos luz y agua… para eso juntamos firmas, para que nos den los servicios que necesitamos para estar bien», contó la mujer.
El barrio cuenta actualmente con unas 180 familias que se preparan para una larga estadía en el lugar. Hasta hace unos días se creía que ya no habría más espacio para instalarse, pero los ocupantes que llegan no carecen de imaginación, y ven en los terrenos más irregulares y cargados de basura un espacio donde erigir su vivienda. Ahora se extienden hacia el oeste (ver página 11).

La comuna.
Por su parte, desde la Municipalidad de Santa Rosa aseguran que están asistiendo a los habitantes del asentamiento. El secretario de Hacienda Luis Evangelista contó en Radio Noticias que «desde la Secretaría de Desarrollo Social y la Dirección de Acción Social se les está dando ayuda de comida y también psicológica».
Evangelista manifestó: «Para mí es muy triste que en cualquier lugar, y más en nuestra ciudad, haya gente en esas condiciones. Yo era muy chico cuando mi viejo me contaba lo que era el Viejo Salitral, los ranchitos que había alrededor de la laguna. Esperemos que esto se pueda solucionar pronto».
En tanto, dijo que «lamentablemente la municipalidad no puede solucionar la situación habitacional porque no tiene los fondos. En general la comuna alquila por uno o dos meses hasta que las personas en cuestión se reubican en alguna vivienda, pero esa no es la solución definitiva que necesita esta gente».
Asimismo, Evangelista opinó que «el trabajo hay que hacerlo en conjunto con el gobierno provincial», pero que también el «Nuevo Salitral» está compuesto de «terrenos muy bajos: si llegaran los dineros para hacer viviendas tampoco se podrían hacer ahí, porque es una zona absolutamente inundable».