Una joven trans denunció que no la dejaron entrar al baño de un boliche

Una joven denunció ante el Instituto Nacional de la Discriminación (Inadi) haber sido discriminada por su condición sexual en un local nocturno de Santa Rosa. El hecho ocurrió el sábado, cuando Victoria Pintos, una chica transexual de 23 años, asistió a un boliche del centro junto a su pareja y un amigo para lo que se suponía debía ser un momento de diversión, sin embargo todo terminó siendo un sufrimiento cuando intentó ir al baño de damas.
Al verla llegar la persona que custodiaba la puerta le negó el ingreso: “tenés que ir al baño de hombres, acá los trans no entran”, habría sido lo que recibió como advertencia en su intento por ir a cubrir una necesidad corporal.
Las palabras hirientes de aquella persona lograron que Victoria y quienes estaban con ella decidieran ir a quejarse con el encargado del local ubicado en la calle Quintana al 287, que en principio se mostró complaciente, aunque luego cambió su postura y le habría solicitado “que no vaya más”.
“No me dejaron ingresar al baño por ser una chica trans”, contó Pintos en su visita a la redacción de LA ARENA ayer por la mañana. Recordar lo vivido no es grato para ella, pese a que dejó claro que no le importa mucho lo que el resto de la gente piense sobre su condición sexual.

Relato.
“Fuimos a la inauguración de Sector 7 y al principio no tuve problemas para entrar, pero en un momento fui al baño y la chica que cuidaba no me dejó entrar”, narró la joven y aseguró que le dijo: “‘vos sos hombre, anda al baño de hombres’”.
Como no podía dejar que la cuestión quedara así nomás, Pintos fue a hablar con el encargado del local. “Hablé con los encargados y me dijeron que después iban a hablar conmigo pero nada. Nunca tuve problemas en ningún boliche, ni acá ni en otro lado, esta es la primera vez, pero el encargado después que hablamos de lo que pasó, me dijo que iba a hablar conmigo, que estaba todo bien, pero después no sé, me dijo que no podía estar ahí adentro, que no vaya más”, aseguró.
Al no recibir contención de quien debería estar al tanto de cada cuestión que ocurra dentro del local nocturno, la chica intentó nuevamente ir al baño, pero otra vez se produjo el mismo incidente. Finalmente desistió de estar en el lugar y prefirió retirarse.

Denuncia.
Luego de lo ocurrido, Victoria no dudó en acercarse a las oficinas del Inadi, en calle Pellegrini al 132, donde denunció lo ocurrido. “Hoy a la mañana -por ayer- fui al Inadi, dejé constancia de todo, hice la denuncia, y ahora debo esperar dos semanas. Van a citar a quien yo denuncié, pero me dijeron que si él no quería presentarse no tenía obligación”.