Inicio La Pampa Una médica de Salud Pública acusada de omitir contactos

Una médica de Salud Pública acusada de omitir contactos

CON CORONAVIRUS

Una médica del Hospital Evita de Santa Rosa que dio positivo de coronavirus fue acusada de no declarar como contacto estrecho a un hombre, quien pese a que debería estar aislado pretende que se cumpla el régimen de visitas de su pequeño hijo. Fue denunciada penalmente por el Ministerio de Salud.

La profesional apuntada es Daniela Bensusán, médica del Hospital Comunitario Evita de Santa Rosa, quien el pasado 26 de mayo fue diagnosticada como caso positivo de coronavirus y no habría declarado como contacto estrecho a esta persona, con quien comparte domicilio mientras atraviesa la enfermedad.

Según supo LA ARENA, pese a saber que su conviviente tiene coronavirus y ambos deberían guardar aislamiento estricto, el hombre insiste con que se cumpla el régimen de visitas que acordó con su ex pareja para ver a su hijo de 1 año y 4 meses.

Alerta policial.
La grave situación fue alertada a la Policía de La Pampa por la mamá del niño, que ayer a la tarde radicó una exposición ante la Seccional Primera donde declaró que «tenemos un régimen de visita, el cual estipula que el papá del niño debe retirar a nuestro el día sábado 5 de junio». En el documento dejó constancia de que «no se lo voy a entregar debido a que se encuentra viviendo junto a la señora (…) la cual sería positivo de Covid».

Anoche, fuentes del Ministerio de Salud de La Pampa confirmaron a este diario que denunciaron penalmente a Bensusán por incurrir en un delito al omitir información clave para evitar la propagación del coronavirus. Por ello, en las próximas horas las actuaciones llegarán al Ministerio Público Fiscal (MPF) para dar inicio a la investigación fiscal preparatoria.

Grave episodio.
Se trata de un grave episodio, ya que la acusación involucra a una trabajadora del Sistema de Salud Pública de la provincia, que habría incumplido con los artículos 205 y 239 del Código Penal.

Este diario consultó con fuentes oficiales del Ministerio de Salud y de la Policía de La Pampa, quienes confirmaron que el hombre no forma parte del listado de personas bajo aislamiento estricto que tiene la Dirección de Epidemiología. A su vez, en la exposición a la que se accedió se detalla que «posteriormente personal policial se constituye en el domicilio del mencionado masculino constatando la presencia de ambos en el lugar», es decir, que la médica contagiada se encontraba con el papá del niño quien, de todos modos, pretende que su anterior pareja le lleve a su pequeño hijo en cumplimiento del régimen de visitas.
Debido al episodio, también podría abrirse un sumario administrativo en la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA) por tratarse de una trabajadora del Sistema de Salud dependiente del Estado provincial.