Una multitud en la primera noche

FIESTA DE LA BARDA EN LA ADELA

LA ADELA – El intenso viento que se registró el viernes a la noche en La Adela no impidió que la localidad pueda disfrutar de la primera noche de la Fiesta de La Barda, en la cual el público colmó cada rincón del predio municipal.
Los organizadores de la fiesta se mostraron sorprendidos por la gran cantidad de personas que se acercó a compartir uno de los eventos regionales más importantes que crece año a año. Calcularon alrededor de 8.000 asistentes, incluso cuentan testigos que desde el polideportivo en el cual se desarrolla el espectáculo (ubicado a la entrada de la localidad, en una zona elevada) se podía divisar una fila de autos de casi cinco kilómetros que pacientemente avanzaban a paso de hombre para poder ingresar.
La primera velada fue inaugurada por el artista local “Popi” Castañeda, luego hizo su presentación el músico uruguayo Lucas Sugo, quien le otorgó el acento internacional a la fiesta, y el cierre estelar corrió por cuenta de la banda de cuarteto cordobesa Sabroso.
Es la primera vez que el conjunto mediterráneo, de amplio reconocimiento a nivel nacional, toca en una localidad tan al sur de nuestro país, quizás eso explica la variedad de gente que llegó de varias ciudades aledañas como Bahía Blanca, Viedma, Bariloche, y otras.

Entusiasmo.
Las autoridades municipales se mostraron asombradas por las ganas y el entusiasmo que expresaba el público, bailaban y aplaudían cada tema musical como pocas veces se ha visto.
En tanto anoche, en la segunda jornada, se esperaba la actuación de Hugo Berti y José Luis Cheuquepan, Los Magestuosos del Chamamé, Acorralados, y Los Quilla Huasi. Mientras que en el cierre se anunciaba a la banda de rock La Beriso que está atravesando su mejor momento.
Desde la organización se esperaba que, por ser la noche central y por la calidad de los artistas, el número de gente supere ampliamente a la del viernes.