Inicio La Pampa Una obra que sigue postergada

Una obra que sigue postergada

LA RUTA 232 ESTA INTRANSITABLE DEL LADO PAMPEANO

La pequeña localidad de Gobernador Duval crece a paso firme de la mano de su acertada propuesta de poner en marcha una chacra experimental que ha dado resultados más alentadores que los esperados. Sin embargo, hay un factor que juega en contra del pueblo: el deplorable estado en que se encuentra, del lado pampeano, la ruta nacional 232. Son menos de 100 kilómetros de ruta, pero tan deteriorados que hay tramos en lo que es mejor circular por la banquina.
Tras la publicación en la edición del pasado sábado de un nuevo artículo sobre el crecimiento de Duval, surgió la inquietud por los problemas de conectividad vial del lugar, una situación no menor por tratarse de una población bastante aislada del resto de la provincia.
Tal como señaló la crónica, el estado actual de la ruta nacional 232 -ex ruta nacional 152- no ha cambiado en los últimos años, por eso resulta oportuno recordar un artículo que publicó el diario Río Negro hace un par de años, dando cuenta de esta situación.
«Hace cuatro años la empresa Luciano SRL terminó de completar la obra de reconstrucción de la ruta 232 entre Chelforó y La Japonesa dentro del territorio rionegrino, obras que incluyeron la construcción de un nuevo puente sobre el Río Colorado, para vincular Río Negro con La Pampa», informó en ese momento el periódico. Sin embargo, «el puente no se puede utilizar y se encuentra cerrado al tránsito», porque del lado pampeano «aún no se ejecutaron las obras de reconstrucción de esa ruta, que se reclama hace décadas y se promete con frecuencia».
En territorio pampeano el puente nuevo termina en una precaria calle de tierra que conduce hacia la vieja traza de la ruta 232. Del lado de Río Negro, unos 100 metros antes de llegar hasta ese puente, se construyó un desvío que conduce hacia la vieja traza de la ruta y al puente, que ya acumula más de 40 años de antigüedad.
«Si bien Vialidad Nacional proyectó y licitó la obra para la ruta en el territorio de La Pampa, el proyecto sólo comprende un tramo de algo más de 30 kilómetros desde el empalme con la ruta 152 hacia Gobernador Duval, en el límite con Río Negro, aún restarían otros 30 kilómetros para poder finalmente hacer uso del puente»
El diario consultó a Carlos Grazide, entonces y ahora también intendente de Gobernador Duval. «Por ahora no se utiliza, no se puede circular. Algunas personas lo usan para ir a pescar en el río», contó el jefe comunal, que insiste en la necesidad de que se ejecute la obra de reconstrucción de la ruta para de esta manera mejorar el vínculo con el resto del territorio pampeano.

Puente nuevo.
El montaje del nuevo puente se proyectó y ejecutó dentro del plan de obra de reconstrucción de la ruta 232 entre Chelforó y La Japonesa, obra que se realizó entre 2010 y 2012, con la reconstrucción de los 42 kilómetros desde la intersección de dicha vía con la ruta nacional 22 hasta el río Colorado, pero que se terminó de completar dos años después con el final de obra de esa estructura que atraviesa el río, detalló www.rionegro.com.ar.
La ejecución de estos trabajos era un pedido de larga data de Villa Regina (Río Negro), teniendo en cuenta que la utilización de esta ruta acorta en 90 kilómetros la distancia entre el Alto Valle y los destinos en el centro y norte del país. Esto si bien beneficia en general a todos los que se trasladan entre estos puntos, en especial beneficiaría a los camiones de carga para llevar fruta hacia el mercado de Brasil.
Los pedidos de reparación de la ruta 232 comenzaron a gestarse a mediados de 1990 a través de planteos que realizó la Cámara de Comercio, Industria y Producción de Villa Regina; demanda que logró el acompañamiento del municipio y de distintas entidades intermedias de la localidad.
En 2010 el pedido tuvo una respuesta parcial, cuando con la transferencia de esta ruta nuevamente a la órbita nacional, Vialidad licitó y financió la ejecución de los trabajos en 42 kilómetros en el territorio de Río Negro.
En mayo de 2017 Vialidad Nacional sacó a licitación la obra de reparación de un tramo de 232, que en septiembre fue adjudicada a la empresa Ingeniería y Construcciones que poco tiempo después firmó el contrato de obra, con la previsión de iniciar en mayo de 2018 los trabajos que demandarían ocho meses hasta ser completados.
La licitación preveía el trabajo sobre «37,5 kilómetros entre el empalme con la ruta nacional 152 y hacia el límite interprovincial Río Negro-La Pampa, con un presupuesto para esta obra de 33,9 millones de pesos». Sin embargo, nunca se hizo, en gran parte porque la devaluación de 2018 provocó un reajuste de precios que desalentó el inicio de la obra.

La ex Ruta Nacional
El camino que une a Puelches -en realidad, unos kilómetros al oeste- con Chelforó (Río Negro) es la vieja ruta nacional 152. Cuando se terminó de construir la represa de Casa de Piedra y se habilitó el paso por su coronamiento, la traza de la 152 se asignó a ese recorrido. En la gestión de Néstor Kirchner, Nación transfirió el tramo que había quedado innominado a Río Negro y La Pampa, pero unos pocos años después, durante el mandato de Cristina Fernández, las Vialidades provinciales de las dos provincis acordaron traspasársela nuevamente a Nación, que le puso el número 232.