Inicio La Pampa Una pantalla de gas habría provocado la intoxicación de la familia

Una pantalla de gas habría provocado la intoxicación de la familia

El Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial confirmó a primera hora de ayer lo que ya era un hecho: la familia de Colonia Escalante murió por intoxicación con monóxido de carbono producto de una mala combustión presumiblemente ocasionada por una «pantalla».

«Nos encontramos con una escena de mucho dolor», dijo el fiscal Oscar Cazenave, a cargo de la investigación.
Si bien la pesquisa técnica de las causas que ocasionaron la trágica pérdida de monóxido de carbono en una vivienda de la calle Allan Kardec donde murieron seis personas aún no concluyó, el fiscal a cargo de la causa contó que en una de las habitaciones había un calentador tipo «pantalla».

«Lo que yo vi en la escena es que había un calefactor en un pasillo que no tenía salida de aire al exterior y que en otra habitación había una pantalla con conexión a gas natural. Camuzzi, que es la distribuidora de gas en la provincia, en principio dice que eso no está permitido», manifestó el integrante del Ministerio Público Fiscal (MPF) en diálogo con El Aire de la Mañana, por Radio Noticias.

Asimismo, el fiscal santarroseño aclaró que «si bien se adelanta que no está permitida la conexión, no puedo hablar de negligencia porque todavía no tengo los informes de Camuzzi en mi poder». De acuerdo a la información que brindó Cazenave, esos informes recién estarían en sus manos la semana que viene.

El dramático episodio fue descubierto en el mediodía del jueves cuando un familiar del matrimonio conformado por Enrique Rodríguez (44) y Alicia Ortiz (47) se acercó a la vivienda tras varios intentos fallidos por comunicarse telefónicamente. Como no tuvo respuesta al tocar el timbre, decidió ingresar y en el interior de la casa se encontró con una dramática escena: el matrimonio, dos de sus nietas de 6 y 11 años, una sobrina de 16 y una amiga de 17 estaban sin vida.

En la madrugada.
Durante sus declaraciones radiales, el fiscal Cazenave contó que arribó a la casa de la calle Allan Kardec alrededor de las 13.40 del jueves, donde ya trabajaban efectivos de la Seccional Primera de la Policía de La Pampa. Según el fiscal, para ese momento ya hacía varias horas que las seis personas habían fallecido.

«Aparentemente, la data de fallecimiento indica que se produjo durante el horario de la madrugada, eso estimamos. Los peritos forenses indican que puede ser que se hayan sentido descompuestos durante la noche», sostuvo el fiscal a cargo de la investigación, al tiempo que agregó que «cuando llegamos nos encontramos con un panorama sin explicación lógica».

Ahora resta conocer los pormenores del informe que realicen los peritos de la empresa Camuzzi Gas Pampeana, que trabajaron el jueves en el lugar durante varias horas con instrumentos para medir el nivel de monóxido de carbono que había en la vivienda, para detectar cual o cuales de los artefactos tenía la pérdida y como estaban en general las conexiones y rejillas del lugar.

Recomendaciones.
Tras la tragedia, Camuzzi Gas Pampeana emitió un comunicado en el que definió al monóxido de carbono como «un gas altamente tóxico que se produce por una mala combustión. Los combustibles fósiles como la madera, el carbón, el gasoil o el gas natural necesitan oxígeno para quemarse. Cuando la cantidad de oxígeno es insuficiente, se produce una combustión incompleta del combustible y se forma monóxido de carbono».

A su vez, dieron una serie de recomendaciones como la ventilación permanente de los ambientes, que las rejillas y chimeneas no estén obstruidas, y que las llamas sean de color azul con extremos transparentes y no amarillas o anaranjadas, ya que ese color indica el mal funcionamiento de los artefactos.

Por otra parte, indicaron que no se debe usar el horno y las hornallas de las cocinas para calefaccionar, ya que consumen mucho oxígeno del ambiente y no fueron diseñadas con ese fin. «Es importante mantener las hornallas de la cocina limpias de líquidos y alimentos porque eso obstruye los quemadores y genera una mala combustión», aseguraron.

Prohibido.
Finalmente, desde la empresa distribuidora de gas indicaron que está prohibido el uso de artefactos que no tengan tiro balanceado en dormitorios y baños, es decir, calefones y calefactores de tiro natural y estufas de tipo infrarrojo, entre otros.

«En aquellos ambientes en donde funcionan artefactos de cámara abierta, son obligatorias las rejillas de ventilación permanente. Solo se deberán instalar artefactos aprobados por los institutos avalados por el Enargas. Adicionalmente, los artefactos deberán contar con válvula de seguridad y ser instalados en forma fija. No está permitido el uso de mangueras de goma dada su peligrosidad», explicaron.

Frente a una intoxicación, los síntomas «son similares a los de una gripe o malestar estomacal, lo que hace muy difícil su adecuada identificación». A su vez, indicaron que puede haber «debilidad, cansancio y tendencia al sueño; dolor de cabeza, náuseas y vómitos; dolor de pecho y aceleración del pulso en la primera fase», en intoxicaciones leves.

Una intoxicación grave, producida en función del tiempo de exposición a este gas y de la concentración en el ambiente «puede producir temperatura corporal baja; inconsciencia, respiración irregular, convulsiones, pulso lento y/o irregular, tensión arterial baja y hasta paro respiratorio».

Profundo pesar
Una multitud se congregó ayer a la mañana en la sala velatoria de la CPE para darle el último adiós a la familia que trágicamente perdió la vida el pasado jueves, en una vivienda de la calle Allan Kardec, por inhalación de monóxido de carbono. Escenas de profundo dolor se vieron entre los familiares, amigos y allegados.