Inicio La Pampa Una respuesta al INTA

Una respuesta al INTA

POR LOS INCENDIOS FORESTALES

La semana pasada el INTA dio a conocer la confección de un mapa de las zonas con alta probabilidad de incendios desde noviembre de este año hasta febrero de 2020, el cual advirtió que La Pampa seguirá siendo propensa a este tipo de desastres. El informe marcó además que están en riesgo más de 2 millones de hectáreas.
El trabajo, publicado por medios de nuestra provincia y digitales agropecuarios, sostiene que «se debe a la presencia de una importante región sin fuego por más de 10 años, un proceso de acumulación de forraje muy focalizado en algunos departamentos durante el último ciclo productivo a pesar de la emergencia agropecuaria declarada por sequía en febrero 2019 y la presencia de áreas arbustizadas de manera generalizada en la región del Espinal».
Al respecto, desde la Subsecretaría de Protección Ciudadana, del Ministerio de Seguridad de La Pampa, respondieron al informe y comunicaron que la Dirección de Defensa Civil «realiza trabajos permanentes de prevención y concientización, fuera de la época de incendios, para llegar a las etapas críticas con escenarios propicios para combatir los incendios con prontitud, poder controlarlos en el menor tiempo y que afecten el mínimo de territorio posible».
Además aseguraron que en forma permanente «se recorren las picadas cortafuegos, obligatorias en los predios rurales, para que durante la temporada estival éstas estén acorde a los dispuesto por ley para evitar la propagación de un foco ígneo de un cuadro a otro».

Incendios reducidos.
Notoriamente en la última temporada alta de incendios, La Pampa registró un descenso importante en comparación a la anterior. Esos números fueron dados a conocer por la cartera de Seguridad, desde donde se celebró la disminución. En ese sentido indicaron que la merma fue de 159.080 hectáreas en el período 2018/19, mientras que en 2017/18 se quemaron 916.203 hectáreas y en el 2016/17 fueron 1.337.170 hectáreas las afectadas por focos ígneos.
Destacaron además que «la provincia no está exenta de incendios forestales porque ellos forman parte de su naturaleza por las características de la misma, pero de ninguna manera la idea es transmitir a la población una información errónea que asegura que se quemarán determinadas cantidad de hectáreas. Muy por el contrario, la idea es trabajar en la planificación preventiva y desarrollar acciones que propicien las mejores condiciones para nuestro territorio».
Por otro lado, aprovecharon para responder una información errónea publicada a principios de la semana cuando se indicó que las «BOT» se encuentran inactivas. «El personal está presente en las mismas en tiempos de riesgo, debido a que durante el otro período del año, los brigadistas tienen actividades para su formación, desarrollo profesional y actividades de prevención», concluyeron.