Inicio La Pampa Una rotisería cocinó gratis para los inundados

Una rotisería cocinó gratis para los inundados

Luego de la tormenta que dejó graves consecuencias en cientos de personas y familias de la ciudad, las redes sociales no tardaron en hacerse eco de la situación y enseguida se llenó de publicaciones de personas ofreciendo su ayuda, sus pertenencias, o sus servicios para quienes más lo necesiten. Uno de ellos fue Ramón Castro, que cerró al público su rotisería y se dedicó a cocinar y repartir viandas de rica y caliente comida para ayudar a pasar el mal trago.
«Cuando pasó la lluvia vino un chico de una carnicería y nos donó carne así que se me ocurrió cocinar para ayudar a la gente que más mal la pasó», dijo a LA ARENA el autor del gesto solidario que, desde «Fénix», la rotisería que abrió con mucho esfuerzo hace dos meses, repartió comida bandejas con guiso y polenta caliente para decenas de familias.
«El domingo entregamos comida para ocho familias de Zona Norte y hoy (por el lunes) ya comenzaron a llamarnos porque la publicación que hicimos en Facebook se compartió a más de 850 personas, así que estamos tomando pedidos. Hoy (por el domingo) cerré el negocio para la venta al público pero lo estoy dedicando a ayudar», dijo Castro mientas su cara expresaba gestos de alegría por poder «aportar una mano» a los que están sufriendo.

Convocatoria.
«Casa de Comidas Fénix se ofrece para donar una porción de guiso para la gente que por la inclemencia del tiempo lo necesite realmente», fue la publicación realizada alrededor de las 20 horas del domingo que no tardó en compartirse a cientos de personas y, en su paso, despertó las ganas de ayudar de otras vecinos y vecinos de la ciudad.
«Gabriel trabaja como cadete en una heladería pero como está de franco nos vino a ayudar y es quién está repartiendo las viandas a todos lados, también compró bandejas antes de venir. Pero hubo dos personas que se acercaron al local y nos dejaron 2 mil pesos cada una para que podamos comprar más comida para cocinar», sostuvo con orgullo al tiempo que recordó que una vecina le prestó la olla para cocinar el guiso y la polenta.
En su local, ubicado sobre la colectora de Avenida Perón al 1.800, en el barrio Butaló, el clima de solidaridad se siente tanto como el aroma a comida cocinándose sobre el fuego. En la cara de Ramón y en la de Gabriel, el cadete, el hecho de poder hacer algo para que quienes la pasaron mal puedan pasarla un poquito mejor, es algo que no deja de reflejarse.

Más ayuda.
Pero no fueron los únicos. Habían pasado tres horas del último chaparrón de la tarde del domingo cuando Natalia Alcaráz hizo pública en las redes sociales sus ganas de ayudar. «Regalo muebles y ropa para la gente que perdió sus cosas!!! Entre todos/as podemos», escribió en su muro de Facebook y en diálogo con LA ARENA contó: «Me enteré de las pérdidas materiales mediante videos y tomé la decisión de donar cosas que tenía en uso a personas que lo necesitaran. No lo pensé, creo que es un acto de empatía y amor hacia el otro».
Durante la tarde del domingo, por su casa del barrio Santa María de La Pampa pasaron varias personas «a buscar mesita de luz, ropa y un mueble para colocar la televisión, además de otras pertenencias».
Consultada sobre la respuesta que dieron las personas, Alcaráz dijo: «La gente está agradecida por la ayuda y también desesperada. Muchos tienen hijos e hijas pequeños y no pueden vivir así».
Por su parte, el Sindicato de Fleteros de La Pampa puso a disposición de quienes lo necesiten la posibilidad de trasladar objetos y abrió una colecta de colchones, frazadas, ropa y calzado para las familias damnificadas. Según Hugo Díaz Lotto, titular del sindicato, quienes necesiten el servicio se pueden contactar al 02954 15547657.