Inicio La Pampa “Una satisfacción haber estado a la altura”

“Una satisfacción haber estado a la altura”

El personal de salud está desempeñando un papel vital en la lucha mundial contra el Covid-19, está en la primera línea de fuego frente a la pandemia atendiendo a pacientes contagiados.
En La Pampa el trabajo sanitario es ejemplar, y el personal del hospital “Amada Gatica” de Catriló estuvo a altura de la situación debido a que en dos semanas pudo controlar el brote local, que tuvo un total de 71 casos positivos y poco más de 600 personas aisladas.
Hoy el pueblo le reconoce la vocación y dedicación a ese plantel de mujeres y varones del hospital que durante más de un mes trabajó incansablemente muchas horas por día, resignando tiempo de su vida personal, en especial de sus familiares.
Ese grupo dio una mano en los hisopados, aisló a personas, controló a los contactos estrechos de los que resultaban positivos, trasladó a contagiados a los hoteles de Santa Rosa, y buscó hasta el mínimo detalle para que el virus no siga propagándose en la población, principalmente para que no llegue a las y los vecinos de riesgo.
LA ARENA dialogó con integrantes del equipo de salud del establecimiento asistencial local
sobre cómo se enfrentó al brote del Covid-19 en Catriló, hasta el momento el más importante que tuvo la provincia.
“Si bien todos sabíamos que en algún momento la pandemia del Covid-19 iba a llegar a nuestra provincia y a nuestra comunidad (de Catriló), lo que más impactó fue la magnitud con la que llegó”, indicaron. En tan solo 10 días “teníamos casi 40 casos confirmados, más de 400 personas aisladas y en casi dos semanas sumaron un total de 71 casos positivos, con más de 600 personas aisladas. A los doce días, la situación del brote estaba prácticamente controlada”, señalaron.
El plantel de salud del establecimiento asistencial local está conformado por 32 personas.
Comentaron que desde el mes de marzo comenzaron a capacitarse en forma intensiva y
permanente en lo que respecta a la utilización adecuada de los equipos de protección, a la
desinfección de las áreas de trabajo, ambulancias, simulacros y demás acciones “que sabíamos deberíamos implementar frente a la llegada de este virus desconocido y silencioso que tanto daño ha causado a la humanidad”, explicaron.

El inicio del brote.

El jueves 23 de julio, a la tarde, fue el día que todo cambió para los trabajadores del centro
sanitario local. “Se acercaron al hospital personal de Epidemiología (del Ministerio de Salud) junto con el subsecretario de Salud (Gustavo Vera) y nos informaron que Catriló tenía ya dos casos positivos confirmados, y a partir de ese momento fue que en pocos días esa curva fue en aumento hasta llegar a un total de 71 casos”, relataron.
Ese día “este equipo, desde el momento cero, que ya estaba distribuido en diferentes áreas de trabajo, cada uno con funciones definidas y sostenidas, comenzó con la ardua tarea de tratar de cercar al virus en el menor tiempo posible para evitar que este escenario se ampliara y se prolongara en el tiempo; para evitar que personas de riesgo se contagien, o bien para que la detección sea rápida y sufran el menor daño posible”.
Para eso cada uno de los que forman parte de esta batalla trabajó sin descanso durante 40
días. “Estábamos casi 20 horas diarias, más allá del miedo y la preocupación de trasladar esto a nuestras familias, llegar a tu casa y no poder abrazar a tus seres queridos y solo limitar el saludo a un golpe de puño o de codo, sin poder desahogar las lágrimas para que ellos no se preocuparan, o en otros casos limitarse a verlos por video llamadas y estar lejos de ellos hasta que todo acabe o se tranquilice, pero sabiendo que el día del abrazo llegaría dependiendo del trabajo y compromiso de cada uno”.
Además, resaltaron el apoyo del Gobierno provincial. “Teníamos el llamado diario del ministro (de Salud, Mario Kohan) y del subsecretario de Salud (Vera) preguntando siempre, primero,‘cómo están ustedes’. Luego por la situación sanitaria, finalizando siempre la conversación con un ‘descansen y cuidensé, trabajen tranquilos que tienen todo nuestro apoyo’…”.
También reconocieron la importante decisión del gobernador Sergio Ziliotto de volver a Catriló a Fase 1, a pocas horas de confirmados los primeros casos positivos. Además, señalaron como “clave” el trabajo en equipo o en red con la Dirección de Epidemiología, la municipalidad, poniendo a disposición lo que el equipo de salud local necesitara, y las distintas áreas de Salud de la provincia, como APS, Codes, la zona sanitaria, y el Cear.

Un objetivo claro.

El equipo de salud se puso un objetivo y al cabo de unas semanas lo alcanzó. “Más allá del
estado de alerta permanente que situaciones como esta te enfrenta, más allá de la
imposibilidad de conciliar el sueño ya que todo lo que hacíamos nos parecía insuficiente, este equipo nunca perdió de vista el objetivo central que era profundizar la tarea de detección (hisopados), seguimiento, atención, aislamiento, traslados….”, explicaron.
Sumado a ello, “la angustia de saber que los pacientes muchas veces eran nuestros amigos, familiares, vecinos y por que también podía llegar a ser un compañero del equipo, y fue una enorme satisfacción que pudimos estar a la altura de las circunstancias, brindando la mejor respuesta, exponiéndonos como corresponde a nuestra función sin haber tenido bajas en el personal por contagios hospitalarios”, agregaron.
Y es allí “donde valorás el trabajo y las capacitaciones (Codes-Coordinación de zona sanitaria) que se vienen realizando desde hace muchos meses y que ellos mismos estaban a nuestro lado en el momento de trabajar codo a codo”.
Una vez más el hospital de Catriló “demostró las fortalezas que posee, esas mismas que han hecho que en reiteradas oportunidades fuéramos seleccionados por el Ministerio de Salud para dar inicio a diferentes programas nacionales y provinciales”.
“Por supuesto que no estamos inmunes a nada, y mucho menos a que esta situación vuelva a suceder, pero si así fuera, con mayor seguridad y certeza podemos decir que brindaremos la misma calidad de respuesta ante cualquier situación que se nos pudiera presentar”, concluyeron.