Inicio La Pampa Una travesura infantil casi termina en tragedia

Una travesura infantil casi termina en tragedia

SE ELECTROCUTO UN NIÑO

Un niño de 10 años debió ser internado de urgencia en el área de Pediatría del Hospital Lucio Molas tras sufrir una fuerte descarga eléctrica mientras jugaba con dos amigos en la calle Tello Norte, en las inmediaciones del predio de Estudiantes Rugby. «Encontraron el alambre cortado de un boyero que estaba en el suelo y lo arrojaron hacia arriba, donde estaban los cables del suministro de electricidad», informaron desde la Seccional Segunda. Pese a las heridas, la vida del pequeño no corre peligro.
El hecho sucedió ayer por la tarde, alrededor de las 20 horas, cuando un grupo de niños se encontraba jugando sobre la calle Tello Norte, a unos 200 metros del predio de Estudiantes Rugby y a unos 1.500 metros del Barrio Santa María de la Pampa. Allí, el pequeño junto con dos amigos, encontraron el cable de un boyero y cometieron una travesura que por suerte no terminó en tragedia: lo arrojaron hacia arriba, hacia la línea de alta tensión.
«Eran un grupo de tres chicos, estaban jugando acá por la zona. Encontraron el alambre cortado de un boyero que estaba en el suelo y lo arrojaron hacia arriba, donde estaban los cables del suministro de electricidad. Intentaron varias veces hasta que uno de ellos lo logró y recibió una fuerte descarga», explicaron fuentes policiales en el lugar del hecho.
«La descarga fue fuerte, lo tiró al piso. Recibimos la llamada y fuimos al lugar. Vino la ambulancia y se lo llevó al hospital de urgencia. Estaba consciente pero tenía taquicardia, además sufrió una quemadura en la mano, la espalda y pies», detallaron desde la Seccional Segunda.
Es así que el pequeño ingresó al área de Pediatría del nosocomio provincial para recibir atención médica. «Por lo peligroso que son las heridas con electricidad, quedó internado en el Molas, donde se le hicieron diferentes estudios. Sin embargo, su vida no corre peligro», concluyeron.