“Una tremenda infantilización de la pobreza”

En el Senado de la Nación se realizó el “Encuentro por los niños, niñas y jóvenes”, una iniciativa que tiene como objetivo aportar a la visibilización y puesta en marcha de las recomendaciones de Naciones Unidas para la infancia.
En el encuentro en la Cámara Alta estuvieron el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, junto a Nora Cortiñas, integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea fundadora y la senadora pampeana Norma Durango, presidenta de la Comisión Bicameral para la designación del Defensor/a de la infancia. También asistieron organizaciones ocupadas y preocupadas por los derechos humanos de la niñez desde el ámbito social, cultural, político, universitario, sindical y eclesial en la República Argentina, según se informó en un parte de prensa.
El objetivo de la convocatoria fue reiterar que “legisladores y funcionarios arbitren los mecanismos necesarios para llevar adelante las recomendaciones efectuadas por el Comité de las Naciones Unidas”.
“Siento gran satisfacción por ser parte de este Encuentro, quienes están aquí realizan un trabajo con un único y siempre presente objetivo cual es el de visibilizar, en todo lugar y en todo momento, la problemática de la niñez y los problemas en los que están sumidos los adolescentes, mayoritariamente por la responsabilidad del Estado que está patentizada en la falta de políticas públicas”, dijo Durango en su discurso.
La senadora del PJ agregó que “duele saber que para algunos chicos en la Argentina la vida está en riesgo y no solamente en riesgo su desarrollo. Duele saber que asistimos hoy a una tremenda infantilización de la pobreza”.
Y añadió que “lo más importante hoy es escuchar la palabra de quienes han realizado este trabajo, pero no quería dejar de decir que estamos de la bicameral trabajando fuerte por la designación de un defensor de niñas, niños y adolescentes. Nos da mucha satisfacción que esto esté en estado avanzado, y valoramos el trabajo de la bicameral realizado a conciencia y en armonía para designar una figura que atienda y escuche la voz de las niñas, niños y adolescentes”.