Inicio La Pampa Una visita "encapsulada"

Una visita «encapsulada»

PAMPEANA RESIDENTE EN CABA LLEGO PARA VER A PADRE ENFERMO

Gabriela Molina, una pampeana que reside en la ciudad de Buenos Aires pidió públicamente al Ministerio de Salud provincial poder regresar a Santa Rosa, sin realizar el aislamiento en un hotel, para despedirse de su padre que padece una enfermedad terminal. Desde la cartera de Salud le ofrecieron hacer el aislamiento, y poder visitar a su padre «encapsulada» para evitar posibles contagios. Tras algunas idas y vueltas, la joven realizó el viaje y pudo reunirse con su padre.
A través de un video que se viralizó en las redes sociales, Molina señaló que su padre «está muriendo en su casa con un cáncer fulminante» y que «el médico nos notificó que son sus últimos días, para que podamos despedirnos». Ante esta situación, la joven realizó un pedido desesperado al Gobierno de La Pampa y al Ministerio de Salud: «No puedo ir a aislarme 15 días a un hotel. Necesito aislarme en su casa, y despedirme. Les pido por favor que me ayuden a difundir».
Desde el la cartera comandada por Mario Kohan, le ofrecieron «facilitarle los tramites para ingrese a la provincia, que realice el aislamiento, y pudieran llevar ‘encapsulada’ -con medidas sanitarias y de seguridad, para evitar el riesgo eventual de contagios por coronavirus- a ver a su papá. Incluso el Ministerio le consiguió el hotel para hacer el aislamiento, que ella debía costearse por no tener domicilio en la provincia».
Finalmente, por cuestiones humanitarias, el gobierno provincial decidió hacerse cargo de la estadía -alojamiento y comidas- de Molina, que había manifestado no contar con los fondos para afrontarlos.

«No le damos bolilla».
En su primera comunicación, Molina señaló que al comunicarse con Salud, le dijeron que «acá (en La Pampa) no le damos bolilla al hisopado». Desde la cartera de Salud, señalaron que «la realidad, es que el hisopado puede dar negativo hoy y positivo a los tres días, es una realidad científica que el hisopado para eso no sirve. Por eso el protocolo establece la obligatoriedad de realizar un aislamiento de 14 días».