Inicio La Pampa Unifican condena de cumplimiento efectivo

Unifican condena de cumplimiento efectivo

TRES AÑOS POR SEIS HECHOS

Andrés Lucas Cabrera fue condenado ayer a un año de prisión de cumplimiento efectivo por ser autor de los delitos de encubrimiento agravado, por dedicarse con habitualidad a la comisión de hechos de ese tipo, y robo simple en dos ocasiones, concursando en forma real entre sí, y además se le unificó esa pena con otra anterior en una pena única de tres años de prisión de cumplimiento efectivo. En total se le probaron seis hechos.
La sentencia fue dictada por el juez de control santarroseño Carlos Matías Chapalcaz, a partir de un acuerdo de juicio abreviado presentado por la fiscala Leticia Andrea Pordomingo, el defensor particular Gastón Eduardo Gómez y el propio imputado, un albañil de 38 años.
El primero de los ilícitos probados ocurrió el 27 de septiembre del año pasado, cuando Cabrera -luego de «cortar el candado de la puerta del obrador ubicado en una obra en construcción de la calle Hernández»-, se llevó dos máquinas hormigoneras, dos carretillas, tres palas, dos amoladoras, tres alargues y varias herramientas de mano.
El segundo sucedió dos días después, cuando al realizarse un allanamiento en su domicilio, se secuestraron un inodoro, una mochila de inodoro rota, una manguera de barrefondo y una bomba sumergible. Esos objetos habían sido sustraídos horas antes de un terreno ubicado en Toay, después de dañar el tejido perimetral y la cerradura y el candado del depósito de herramientas.

Más ilícitos.
El tercero se cometió durante ese mismo acto judicial, cuando también en el domicilio del acusado se encontraron 10 cajas completas de porcelanato y tres cajas y cuatro bolsas de Klaukol, que habían sido hurtadas días antes de una obra en construcción de Santa Rosa.
También en el allanamiento se hallaron dos palas, un zarandero, un alargue, tres baldes y tres bolsas de cemento de 50 kilos, que se habían llevado sin ejercer fuerza de un obrador de la calle Curacó; y dos andamios de 1,90 metros de altura, que estaban en otra obra de la calle Stieben.
El último delito lo cometió días antes, entre el 11 y el 12 de septiembre en una obra en construcción en la calle Teófilo de la Colina. De allí Cabrera sustrajo, tras forzar el candado de un depósito, 30 bolsas de cemento de 50 kilos, 10 bolsas de cal de 30 kilos, varias herramientas (baldes, pinzas, destornilladores, cucharas y llaves francesas), una hormigonera y dos alargues.
Chapalcaz tuvo en cuenta además el antecedente del acusado del 5 de diciembre pasado, cuando fue condenado por la jueza de control, María Florencia Maza, en otro abreviado, a tres años de prisión de cumplimiento efectivo como coautor -junto a un hermano- de abigeato agravado por haber sido cometido en las condiciones previstas del artículo 164 del Código Penal, en grado de tentativa.?