Uno de cada tres motociclistas usa mal el casco

INFORME REGIONAL

Casi el 30 por ciento de los conductores de motos de la Argentina no usa bien el casco, ya sea por llevarlo suelto, por no tenerlo o por usar uno golpeado, lo que reduce el nivel de protección. El 12 por ciento lo lleva suelto; el 10 por ciento no se lo pone y el 6 por ciento lleva el casco golpeado. Además, el 16 por ciento circula sin luces y el 15 por ciento no tiene espejos. Esas son las principales conclusiones del estudio que la Fédération Internationale de l’Automobile (FIA) desarrolló junto con el Automóvil Club de Argentina, Bolivia, Colombia, Paraguay y Uruguay.
La FIA incluye 268 organizaciones automovilísticas de 143 países y su ámbito de aplicación incluye todos los aspectos del automóvil, las carreteras, la movilidad, el medio ambiente y la seguridad vial. “Es importante ser conscientes de la situación vial actual de nuestro país para tomar medidas adecuadas y evitar las consecuencias del incumplimiento de los requisitos básicos, tanto para los conductores, como para los peatones”, resaltó Pablo Azorín, jefe de Seguridad Vial y Medio Ambiente de FIA Región IV.
El estudio observacional consistió en analizar las conductas de 18.500 motociclistas en sus países, para identificar los riesgos e infracciones más frecuentes. Los resultados se tomaron de una muestra de 6.700 motociclistas distribuidos entre CABA, Córdoba, Mendoza, Resistencia, Salta Capital y Provincia de Buenos Aires. Se observaron cuatro temas específicos: mal uso del casco (sin casco, casco golpeado y casco suelto), incumplimiento de requisitos básicos para circular (sin espejos y sin luces), infracciones y traslado de ocupantes.

Siniestros.
En la Argentina, el año pasado, la cantidad de fallecidos por siniestros que involucran motos fue de 1.785, según los datos del Anuario Estadístico de siniestralidad vial Año 2017, de la Dirección Nacional de Observatorio Vial. Según el estudio, los conductores no cumplen con los requisitos básicos para circular por las calles, lo que representa un riesgo significativo para ellos mismos, conductores de otros vehículos y peatones: el 16 por ciento circula sin luces, el 15 por ciento no tiene espejos, el 30 por ciento de los acompañantes no lleva casco sólo el 7 de cada 10 de los acompañantes en motos lleva casco. Y, en lo que hace a las infracciones, el 13 por ciento frena sobre la senda peatonal, el 12 por ciento circula entre carriles y el 2 por ciento viola el semáforo.
En Santa Rosa el número de motos que circulan por las calles es cada vez más alto. De hecho un gran porcentaje de los siniestros viales que se producen en cada jornada involucran a las motos. Y varios de ellos se registran en un mismo día.
También hay alta cantidad de infracciones de los motociclistas, según los datos que arrojan los controles de tránsito y seguridad que se realizan entre la comuna y la policía.

“Falta de conciencia”.
Pablo Azorín, vocero de la FIA Región IV (América latina), le dijo al diario Página 12 que no lo sorprendieron las conclusiones del informe, pero “sí la asombrosa similitud de la situación en los países en los que se hizo el estudio. Nos sorprendieron la falta de conciencia sobre los riesgos y la falta de autocuidado en los conductores. Y pasó más o menos en los mismos porcentajes en todos los países. Los accidentes viales son la segunda causa de muerte en los jóvenes de 15 a 35 años y sin embargo no hay cuidado”.
A nivel regional se observó que dos de cada diez conductores circula con acompañantes y el 32 por ciento de ellos no utiliza casco. “En América latina falta una coordinación regional en control de alcoholemia o medidas de educación vial. Y otro problema es que el sistema de transporte público no es bueno, lo cual alienta el uso de motos, a favor del bajo costo y sobre todo de las facilidades para el estacionamiento”, explicó Azorín.