Inicio La Pampa Sin violar la cuarentena un Jardín de Infantes festejó su día

Sin violar la cuarentena un Jardín de Infantes festejó su día

En la jornada de ayer se llevó a cabo el Día de los Jardines de Infantes y «Nenos», uno de los tantos de la ciudad, decidió invitar por tandas a los niños y niñas a la puerta del establecimiento a que retiren un regalo a modo de festejo. «Tenemos cerrado desde el 13 de marzo y a esta altura se hace muy difícil sostenerlo», aseguró Daniela Pignatta, directora del jardín ubicado en la calle Urquiza, al tiempo que dijo que presentó un protocolo para reabrir.
«Estamos celebrando el día de los jardines y también de las maestras jardineras con el jardín cerrado hace casi tres meses, por lo que la situación es muy difícil, ya que debemos costear desde servicios hasta el sueldo de las siete maestras que trabajamos acá», detalló la docente en declaraciones a LA ARENA.
Según el relato de Pignatta, a ese jardín asisten alrededor de 60 niños y niñas desde bebés hasta los cuatro años de edad. Muchos de ellos se acercaron ayer hasta la puerta, se reencontraron con sus maestras y recibieron un regalo a cambio de una manualidad.
En relación a la actividad durante la cuarentena, la directora de «Nenos» señaló: «Venimos trabajando con las seños desde casa a través de Zoom desde el día uno que se cerró y siempre hemos estado acompañándolos».

Ayuda.
Consultada sobre cómo hicieron para atravesar el período de cuarentena con las puertas cerradas, Pignatta se mostró agradecida por la ayuda de las familias que llevan a sus hijos e hijas al jardín. «La ayuda de los padres en mi caso fue buena, porque siempre estuvieron presentes y tengo su apoyo, ya que nos han ayudado abonando la mitad de la cuota o un arancel mínimo», explicó.
A su vez, la maestra jardinera dijo que su jardín recibió la ayuda del gobierno provincial «que pagó una partecita de los sueldos», aunque «nos hemos llevado una gran parte de deudas porque no podemos cubrir los gastos».
Por la crisis que generó el parate económico de la cuarentena, los jardines maternales privados son uno de los sectores que más golpeados están. A causa de eso, en Santa Rosa se registró la semana pasada el cierre definitivo de «Tutú Marambá», uno de los más conocidos y con trayectoria de varios años en la ciudad.

Posibilidad de abrir.
Entrevistada por un cronista de este diario, Pignatta manifestó que «si en agosto seguimos cerrados estamos complicadísimos, esperemos no tener que cerrar», y dijo que elaboraron un protocolo para presentar a las autoridades provinciales solicitando la reapertura del lugar.
«En este momento el jardín es muy amplio, ya que tenemos cinco salas y un salón de usos múltiples, por lo que pensamos habilitar los lunes, miércoles y viernes las salas de 2 a 3 años con un número reducido en cada espacio, lo mismo con bebés y la sala de 1 año, los martes y jueves», detalló la docente al tiempo que dijo estar a la espera de una respuesta oficial pero que «si no nos lo permiten esperaremos hasta que se pueda retomar».