Inicio La Pampa "Uno regala vida con la vacuna"

«Uno regala vida con la vacuna»

LA LUCHA CONTRA LA CADENA DE FRIO

La pandemia está dejando en el personal de Salud muchísimas experiencias, algunas tristes y otras más esperanzadoras. Así lo consideró Lucero, quien reconoció que «hay historias muy tristes dentro de la terapia», pero el avance de la campaña de vacunación «es esperanzador porque es como si uno regalara vida, y la gente a veces dice que uno le regala vida con la vacuna».
De todas maneras, el proceso de aprendizaje fue arduo, particularmente con la cadena de frío. «Teníamos cero experiencia», confesó.
Por estos motivos, se hicieron «muchísimos simulacros antes de empezar la vacunación, de cuánto tardábamos aplicando, cuántas personas podíamos vacunar en toda la provincia y promediábamos el tiempo que tardábamos en poner cinco dosis». Después llegó el tiempo de estudiar los envíos al interior, aspecto por demás complejo en relación a la cadena de frío.
A esto se le sumó la época. «En pleno verano nos tocó», recordó y explicó que había que asegurar que las vacunas llegaran con la temperatura adecuada. «Eso fue emocionante, aunque el primer día fue un estrés porque no sabíamos si eso iba a llegar».
El Ministerio de Salud hizo una fuerte inversión en equipamiento y acondicionó camionetas para que hacer los envíos. Luego, se trabajó en la preparación de los cargamentos en conservadoras. «Hay un tiempo de diez minutos para preparar eso, no puede excederse, en ambientes fríos, tenemos ropa especial», comentó y señaló que luego resta estar atentos a que lleguen con la temperatura adecuada.
«Eso ha sido un tema y un aprendizaje para todos. Ahora ya lo vivimos diferente, ya sabemos cómo manejarlo y sabemos que va a llegar. Antes yo no sabía, a pesar de los simulacros. Dejábamos las conservadoras con el hielo y el termómetro y veníamos a las 20, a las 22, a las 5 de la mañana, para ver si resistía», agregó.
Luego había que pensar en el territorio y sus condiciones. «Todas esas cosas la fuimos midiendo y salió bien. No perdimos dosis, eso es muy importante, no perdimos cadena de frío», resaltó.
«Eso ha sido un gran mérito de todos, primero de contar con los recursos. Si no se cuenta con los recursos milagros no se puede hacer, y después la responsabilidad de cada uno que estuvo esperando en la puerta las vacunas, los choferes que controlan durante el viaje. Es un hermoso trabajo y un gran aprendizaje», concluyó.