Uriburu construirá diez unidades

PLAN PROVINCIAL DE VIVIENDAS

El mandatario comunal Roberto Gómez dijo que Uriburu está en condiciones de construir una decena de casas sociales, con el nuevo plan que impulsa la Provincia. El gobierno de Verna pondrá 350 mil pesos por unidad (que cuesta entre 600 y 700 mil pesos) y el resto el municipio.
El intendente Roberto Gómez (PJ) aseguró que el municipio de Uriburu está en condiciones de construir unas diez viviendas del plan que lanzó este año el gobierno provincial. Actualmente hay cerca de 30 familias en el pueblo que requieren una casa social.
En el programa la Provincia, junto a las comunas, planea construir 600 unidades habitacionales. Se trata de una medida destinada a paliar el drástico ajuste que el gobierno nacional realizó en nuestra provincia respecto a la construcción de viviendas sociales, luego de décadas en que se construyeron un promedio de entre mil y dos mil casas por año, a través de programas como el Fonavi.
En los últimos días trascendió que varios intendentes (del PJ y el Frepam), por falta de fondos en sus arcas comunales, no estarían en condiciones de firmar el convenio para la construcción de viviendas del plan provincial que anunció el gobernador Carlos Verna. El programa apunta a localidades de no más de 10 mil habitantes y a personas con los ingresos más bajos.
Sin embargo, Gómez dijo que Uriburu hoy está en condiciones de llevar adelante la construcción de, al menos, diez unidades habitacionales, si se confirma la operatoria que adelantó LA ARENA hace unas semanas. La Provincia pondría 350 mil pesos por vivienda, y como el proyecto lo tiene que hacer el intendente, el requisito de capacidad que tiene que tener es de dos dormitorios, cocina-comedor y baño.
Según comentó el mandatario comunal, de acuerdo a los datos que manejan hoy, cada casa rondaría los 600 a 700 mil pesos, con lo cual el municipio tendría que desembolsar entre 250 a 350 mil pesos. En el caso de Uriburu, la inversión para diez viviendas sería de alrededor de 3 millones de pesos.

“Una necesidad”.
El jefe comunal, hace unos días en diálogo con este diario, destacó “la necesidad” de construir casas sociales para poder bajar el déficit habitacional del pueblo. En una localidad que ronda los mil habitantes, son alrededor de treinta familias que se encuentran anotadas en el Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV) esperando una vivienda.
Uriburu “está postergado en cuanto a la construcción de viviendas del IPAV”, había señalado hace un tiempo Gómez, quien apuntó a la gestión del gobernador Oscar Jorge que en ocho año “sólo me entregó cuatro viviendas”.
En abril de 2014 se inauguraron las últimas viviendas sociales en el pueblo. Fueron cuatro que se emplazaron en la zona sur de ejido urbano. En tanto durante 2016 se entregaron dos en el este de la localidad.

Operatoria.
En la semana el gobernador Verna se refirió al plan provincial de viviendas. En cuanto a la propuesta explicó que los municipios “nos presentan en el plano, eligen qué modelo quieren, lo único que pedimos como mínimo es dos dormitorios y les financiamos 350 mil pesos hoy, en las viviendas que tiene definido hacer Trenel (a quien puso como ejemplo) y actualizar los costos, y están en orden de los 600 mil pesos, es decir que poniendo 250 mil, por encima de lo que nosotros les damos, pueden hacer una casa y el aporte que hace la Provincia, lo hace como subsidio, es decir, sin necesidad de devolvernos”.
Además, advirtió que “la lista de adjudicatarios la hace el intendente y se conoce desde el principio, de tal manera que si el adjudicatario quiere cambiar algunas de las cosas que tiene la vivienda que construye la municipalidad porque le quiere poner más valor, puede llegar a hacerlo si bien son viviendas que están destinadas a los que tiene un ingreso que está por debajo de los dos salarios mínimos que pide el Fonavi. Creo en la descentralización y no la uso para los discursos, la uso efectivamente”, finalizó el mandatario.