Inicio La Pampa Utilizan falsos argumentos para justificar a Portezuelo

Utilizan falsos argumentos para justificar a Portezuelo

HABLAN DE "SOLUCION DEFINITIVA" PARA CRECIDAS Y DESBORDES

Recurriendo a argumentos falsos, o evidenciando un gran desconocimiento del tema, dos ministros mendocinos salieron por los medios de comunicación a decir que si la represa Portezuelo del Viento estuviera construida, se habría evitado la crecida que afectó a las localidades neuquinas de Barrancas, Añelo y Rincón de los Sauces. La afirmación es falsa por cuanto la zona donde golpeó el temporal corresponde al río Barrancas, no al Grande.

«Una vez concluida la construcción Portezuelo del Viento, cuando ocurran eventos esporádicos como estos, no se producirán desbordes ya que la presa sirve para contener y regular el caudal del río Grande aguas abajo y así no habrá riesgo de daños a las personas ni a los cultivos», explicó el ministro de Planificación e Infraestructura Pública, Mario Isgró, según citó el periódico Diario de San Rafael en su edición del miércoles 6 de enero.
Es que justamente -acotó el diario mendocino-, una de las principales funciones que tiene la presa multipropósito es regular el caudal de la cuenca manteniendo los niveles de distribución de agua durante todo el año.

«Con la presa se van a solucionar los inconvenientes generados por cuestiones climáticas como en estos casos en donde se arrastra muchísima agua y se generan desbordes o escasea el recurso en épocas de sequía. Entonces, con la presa, ambos problemas quedan solucionados», indicó el funcionario.

Primer llenado.
Isgró aseguró que este evento climático sirve como ejemplo para desechar la teoría de que el embalse tardaría muchos años en poder llenarse por la falta de caudal de agua en la cuenca. Es lo que en la jerga técnica se llama ‘primer llenado’ del embalse.

«Las lluvias intensas ya han afectado en otras oportunidades a localidades de Neuquén, La Pampa y Río Negro. Portezuelo del Viento ayudará a controlar los caudales extraordinarios que los ríos de montaña pueden trasladar evitando los daños y hasta las pérdidas de vidas humanas», agregó Enrique Vaquié, ministro de Economía y Energía de Mendoza, también citado por Diario de San Rafael.

De acuerdo con la visión del funcionario, «el proyecto es multipropósito porque además de generar energía y controlar crecidas del río, también significará el desarrollo del turismo en una zona con mucho potencial para Mendoza».

Mentiras y engaños.
Las temerarias afirmaciones de los altos funcionarios mendocinos tuvieron rápida repercusión en territorio pampeano, donde varias personas comprometidas con el tema hídrico, y conocedoras de la dinámica de la región, salieron a refutar los dichos a través de las redes sociales.

La represa Portezuelo del Viento estaría emplazada, si alguna vez se construye, sobre el río Grande, en su cuenca alta, a gran distancia de la confluencia con el río Barrancas, que es el otro gran tributario del Colorado. La unión de los dos ríos ocurre en un paraje conocido, precisamente, como Confluencia. Allí nace el río Colorado, a partir de la unión del Grande y del Barrancas.

La tormenta que entre domingo y lunes cayó en el norte de territorio neuquino, lo hizo en la zona de influencia del río Barrancas. Esa enorme masa de agua que se descargó en poco rato, drenó hasta el cauce del río Barrancas y por él se desplazó aguas abajo.

La imprevista crecida del río Colorado -que en cuestión de horas duplicó su caudal- fue causada íntegramente por el río Barrancas, no por el Grande. Aún cuando Portezuelo del Viento hubiera estado construida, esta tormenta habría causado los daños que generó en las zonas urbanas, en las áreas productivas y en la infraestructura cercana al río porque afectó a la subcuenca del Barrancas, no a la del Grande.

Las afirmaciones de Isgró y Vaquié revelan un enorme desconocimiento de la zona y de su dinámica hídrica, o bien una aviesa intención de engañar a la población a fin inducir una opinión favorable al cuestionado proyecto hidroeléctrico.