Inicio La Pampa "Va a ampliar la capacidad de las aulas instaladas"

«Va a ampliar la capacidad de las aulas instaladas»

DECANO DE LA FACULTAD DE INGENIERIA DESTACO LAS OBRAS ANUNCIADAS

(General Pico) – El decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam), Hernán Prieto, destacó que las obras anunciadas en el programa nacional de «Infraestructura Universitaria» significarán una inversión de 34 millones de pesos en General Pico y una considerable ampliación de la capacidad instalada. Tras el receso invernal, ayer la facultad retomó las actividades académicas con mesas de exámenes virtuales.
Hace unos días, el rector de la UNLPam, Oscar Alpa, participó del lanzamiento del programa «Infraestructura Universitaria» que encabezó el presidente Alberto Fernández. A través del mismo anunció el financiamiento de importantes obras para universidades nacionales, entre ellas la de La Pampa.
«En el caso de Pico el financiamiento es para la obra que teníamos planificada hace varios años, que es la ampliación del Centro Universitario Nicolás Tassone. Son 400 metros cuadrados nuevos destinados a tres aulas audiovisuales, una amplia galería, baños y una cocina. Es una obra de primerísimo nivel de casi 34 millones de pesos que viene la gestión del decano Carlos Dámico y en mi primer decanato la volvimos a plantear», señaló en diálogo con LA ARENA.
«Conseguimos el financiamiento nacional y por falta de ofertas y por haberse declarado desierta la licitación, no se pudo concretar. Nos permitiría mayor comodidad para atender a estudiantes de las facultades de Ingeniería y Humanas», indicó.
Agregó que se licitarían «primero las obras de Santa Rosa y ya se pidió la información para realizar el contrato para la obra de Pico. En septiembre estaríamos con esa licitación. Si tenemos la suerte de que haya ofertas, esperamos poder empezar con los trabajos preliminares, no antes de noviembre o diciembre. Es una obra que costaba no más de 4 millones de pesos en 2014 y hoy, es de 34 millones».

Capacidad.
El decano de la Facultad piquense dio cuenta que esta obra de infraestructura permitirá ampliar de manera considerable la capacidad del Centro Universitario local, que en la actualidad quedó reducida al 30 por ciento, al ajustarse al protocolo sanitario por la pandemia de Covid-19.
«En la gestión de Cristina Kirchner habíamos propuesto la primera licitación y se declaró desierta cuando ya entró el gobierno de (Mauricio) Macri. En ese momento no nos pedían los sanitarios y en la segunda licitación, que después se cayó, nos empezaron a pedirlos. Con lo cual se incorporaron, porque se dice que es una obra nueva y no una ampliación, y que tiene que ser independiente del resto», explicó.
Esto «nos beneficio porque va a disponer de una autonomía para poder entrar sin tener que usar otro tipo de instalaciones. Esto va a ampliar la capacidad de aulas instaladas entre las que circulan mil estudiantes de manera diaria. La acreditación de la nueva carrera (Ingeniería Biomédica) fue posible también a partir de la obra».
En este momento, la capacidad de la Facultad de Ingeniería «bajó a un tercio, debido a la situación de restricción que tiene la situación de pandemia y el protocolo de higiene y seguridad. Hemos retirado 350 bancos y un aula en la que entraban 40 alumnos, ahora no habrá más de diez».

Exámenes.
Por último, Prieto dio cuenta que desde ayer, tras el receso académico y administrativo que había definido la UNLPam, la facultad afronta el «desafío» que implican las mesas de exámenes virtuales.
«La facultad retoma con exámenes virtuales finales. Solo se pueden tomar exámenes presenciales en aquellas cátedras que estén justificadas como aquellas que deban tomar en consultorios, laboratorios o tambos, bajo protocolo exhaustivo aprobado por la Provincia y protocolo específico aprobado del consejo de salubridad e higiene aprobado por la universidad», explicó.
«Tenemos dos cátedras en las cuales los alumnos van a transitar por la facultad en los próximos días, pero el resto de las materias tendrán que dar los exámenes de manera virtual. Es una prueba de fuego para el sistema universitario pero nos hemos preparado para los exámenes de modalidad virtual», agregó.
«Tenemos tres semanas de exámenes y a partir de ahí, retomaremos, también con modalidad virtual el cursado de las asignaturas del segundo semestre no habiendo culminado por falta de presencialidad las asignaturas del primer semestre», finalizó.