Inicio La Pampa Va a estar terminado el año próximo

Va a estar terminado el año próximo

MEGAESTADIO

El ministro de Obras Públicas de la provincia, Julio Bargero, aseguró ayer que el Megaestadio de Santa Rosa, que se construye en el Parque «Don Tomás», no estará terminado antes de fin de año y que para agosto podría estar colocado el techo, aunque advirtió que los problemas económicos pueden repercutir en la proyección de la obra.
La obra se dividió en tres etapas, cada una con su contrato: el diseño y colocación del techo, que es lo que ahora se está haciendo; luego la terminación de la parte interior del edificio y la última etapa será la readecuación del exterior, que incluye una playa de estacionamiento para los visitantes.
«Las vigas se están trayendo ahora y fueron armadas en fábrica. Tienen que bajar la estructura anterior y poner la nueva», dijo Bargero en Radio Noticias, agregando que «la segunda etapa» del proyecto «comenzaría en el mes de agosto, en la parte interior» del Megaestadio.
Sobre el estado en el que se encuentra el material y la estructura del edificio, el ministro destacó que «hasta ahora no saltó nada que nos pueda generar una preocupación, se está haciendo todo» y agregó que «el techo tiene otro diseño, un poco más liviano» que el proyectado.
Por otro lado y consultado sobre los plazos para llegar a la inauguración del predio, el funcionario manifestó que «para fin de año no va a estar terminado» y advirtió que «en este momento y con el problema que se tiene con las variables del dólar no me animaría a decirle un número» sobre el costo total de la obra.
La empresa que trabaja en la primera parte de la obra, relacionada con la colocación del techo, es Cinet SA. que se especializa en estructuras metálicas, y tiene sede en Sauce Viejo, provincia de Santa Fe.

Dólar inestable.
Bargero asistió el pasado martes a un plenario de las comisiones de Asuntos Agrarios y de Hacienda y Presupuesto de la Legislatura para fundamentar un proyecto de ley que autoriza a la Provincia a renegociar contratos y otorgar anticipos de financiamiento de hasta un 20 por ciento para que las empresas terminen las obras.
«Las obras en el Megaestadio también dependen de esa ley pero tiene adelanto financiero. Podemos tener inconvenientes si la ley no sale», afirmó. «Esto es para los contratos más importantes, el Megaestadio, el Hospital de Santa Rosa, una reparación del hospital de 25 de Mayo, el Juzgado de Paz de Pico. Esto es para no tener que rescindir contratos», siguió.
Dijo que «los problemas de los contratos están en todo el país» por vaivenes de la economía nacional, especialmente la suba del dólar, que afecta a varios insumos. «Por eso mandamos la ley a la Cámara, para poder resolver con adelantos financieros en aquellos contratos que no lo tuvieron para amortiguar y comprar las cosas antes que sean inviables por la inflación».