“Va a ser difícil hacer casas en los pueblos”

PLAN PROVINCIAL DE VIVIENDAS

A pesar de algunas lluvias en la región, el intendente de Villa Mirasol Emilio Soncini aseguró que para el área de producción la sequía todavía no terminó y reveló que la comuna aún esta endeudada por los costos que tuvo que afrontar, paradójicamente, por la inundación del año pasado.
En diálogo con LA ARENA, el funcionario afirmó que si no hay mejoras en la masa de recursos coparticipables la discusión por la distribución sólo servirá para “pelearnos entre nosotros”. Dijo que frente a la situación actual de la economía no hay problemas sociales en su pueblo pero que desde la comuna “sólo pagamos los sueldos y juntamos para saldar las deudas”.

La sequía.
“Acá, la sequía no se terminó. Fueron varios días de mucha llovizna, pero registros importantes no hubo”, dijo respecto de la situación climática. Además indicó que “lo que pasó es que hubo muchos días en que no se pudo trabajar y me dicen los chacareros que la soja que faltaba cosechar se estropeó un poco. El maíz parece que está mejor”, vaticinando que “tal vez se pueda hacer trigo con este poco de humedad aunque no sé cómo estará la gente de ánimo después de esta sequía”.
Paradójicamente, en todo el ejido quedan secuelas de la inundación del año pasado, con los caminos vecinales como los principales perjudicados. Soncini sostuvo que “hemos hecho mucho con muy pocas herramientas y dinero. Tratamos de dar respuesta a los productores, que en muchos casos se han enojado, pero hemos hecho lo posible”.
La comuna destinó más de cinco millones de pesos, que ha ido cubriendo desde entonces, para invertir en la emergencia. “Todavía debemos plata, queda un remanente de algo más de 300.000 pesos y pagar el arreglo de una máquina que se rompió y tuvimos que mandar a Buenos Aires”, fondos que va cubriendo con los recursos corrientes.
“La Provincia debió haber hecho algún aporte o por lo menos enviarnos camiones y máquinas para trabajar. Hicimos ese esfuerzo solitario y aún así no tenemos los caminos como corresponde”, sentenció.
A pocos días de concluir el mes de mayo, Vialidad Provincial ha enviado a la comuna de Villa Mirasol la suma de medio millón de pesos. “Fue a principios de año, los aportes no han variado mientras que el combustible sigue subiendo. Saquen una cuenta de lo que cuesta un litro de gasoil y los kilómetros que hacemos para mantener la red de caminos”, invitó a reflexionar.

Coparticipación.
“Lo primero que te dicen es que no hay plata”, respondió acerca de las reuniones por sectores con sus pares de otras localidades y autoridades del Ejecutivo para discutir por la coparticipación de recursos. “Estamos participando, escuchamos y hemos dado alguna opinión, pero ya lo he dicho en dos oportunidades, es un tema que tiene que arreglar el gobierno porque lo único que podemos hacer los intendentes es pelearnos entre nosotros por la plata, hay que sacarle a uno para darle a otro”.
“La solución es más plata, la masa coparticipable debe crecer. La gente de Pico tiene un proyecto, que por supuesto los favorece. No está mal, pero nos quitarían recursos a los más chicos. Y si eso pasa ya no podremos ni pagar los sueldos, así de sencillo, no tenemos otras entradas”, se quejó.
Y agrego que “si toman la cantidad de habitantes perdemos, y si toman la recaudación propia también. En Pico cuesta lo mismo que acá arreglar una calle, pero ellos tienen más frentistas a los que cobrarle. Acá andamos entre el 70% y el 80% en el nivel de recaudación por tasas, pero al ser tan pocos no significa nada”.

Lo que viene.
El jefe comunal, que transita su cuarto período como intendente, dijo que “por ahora no hay nada” respecto al futuro. “En lo personal no se qué voy a hacer, me gustaría que aparezca en mi partido (UCR) alguien que pueda seguir y mantener lo que hemos hecho en estos años, alguien que tenga el consenso y nos garantice triunfar. Si eso se da pensaría en dar un paso al costado, pero todavía no hemos hablado, será más adelante”, afirmó.
La buena noticia es que en los últimos días gente del Banco de La Pampa visitó Mirasol y anunciaron que antes de fin de año estará instalado el cajero automático. Se ubicará en uno de los laterales del frente de la Municipalidad. “Viene algo lento, pero ahí está para los que nos criticaron que no hacíamos nada. Ahora es una cuestión que no depende de nosotros pero que antes de fin de año se podrá utilizar”, finalizó.

“Imposible hacer casas”
Con respecto a la situación social, Emilio Soncini aseguró que “por suerte acá tenemos todo controlado, no hay problemas serios ni demanda”. También mencionó “los casos especiales de una familia numerosa que el padre se ha quedado sin trabajo y estamos ayudando y una pareja joven con hijos a la que sencillamente no les alcanza lo que ganan”.
el jefe comunal sostuvo que “hoy la mayor demanda es de viviendas y del plan que lanzó el gobernador no sabemos nada aún”. Y agregó que “hemos leído algunas cosas en los diarios pero si la operatoria es así a nosotros se nos va a hacer muy difícil hacer casas”.
Recordó que “nosotros estamos endeudados y no nos sobran recursos, no tenemos plata para hacer viviendas. Hoy estamos necesitando unas veinte”. Y añadió que “puedo asegurar que en nuestra zona todos los municipios estamos igual, puede que los que son del palo del gobernador tengan alguna ventaja, pero así es imposible que podamos hacer viviendas”.
También dijo que “no es que critique al gobierno, llevo casi quince años en este lugar y sé cuales son las reglas del juego. Estoy diciendo cual es nuestra actualidad, no estamos para hacer nada más que administrar y juntar para pagar lo que hoy debemos. Con las herramientas que tenemos trabajamos en los caminos y el pueblo, tenemos los sueldos al día y poco más. Vemos que a otros les va mejor, tienen para obras, hacen asfalto, pero nosotros estamos así”.