Inicio La Pampa Vacunaron mascotas en la zona céntrica

Vacunaron mascotas en la zona céntrica

ALERTA EN SANTA ROSA POR OTRA APARICION DE MURCIELAGOS CON RABIA

La aparición de otro murciélago con rabia en el centro de Santa Rosa volvió a disparar las alarmas, y por esa razón la Municipalidad de Santa Rosa dispuso que ayer la Dirección de Ambiente en conjunto con la dirección de Epidemiología de la provincia, hiciera un «Bloqueo de Control Antirrábico» en la zona céntrica, para vacunar a perros y gatos.
La tarea se llevó a cabo entre las primeras horas de la mañana y bien pasado el mediodía, y el personal municipal se encargó de pasar casa por casa, en un radio de manzanas delimitadas por Juan B. Justo, Cervantes, Quintana y Pico. Es una zona que incluye a la Escuela Normal y el Museo Verde.
Fue la respuesta inmediata a una situación que preocupa, y mucho, al vecindario santarroseño, teniendo en cuenta la gran cantidad de perros vagabundos que se ven por todos lados en el centro de la ciudad, pero además porque en no pocas viviendas también hay mascotas que en sus patios también podrían tomar contacto con los quirópteros afectados con el virus de la rabia.

Varios casos.
No es la primera vez que se suceden episodios como el de esta semana, porque se han conocido casos de otros murciélagos detectados con el virus de la rabia. No hace tanto hubo operativos similares desde la municipalidad para evitar la propagación de focos.
En la semana que pasó, antes de la maratón «A Pampa Traviesa», el municipio capturó perros callejeros que -insólitamente- fueron luego devueltos al centro de la ciudad, desatendiendo ordenanzas que prevén algo totalmente distinto. Habría que preguntarse si esos animalitos -soltados en la plaza San Martín y cercanías-, al menos fueron vacunados para no ser afectados por la presencia de murciélagos portadores del virus rábico.
La rabia es una enfermedad zoonótica viral, de tipo aguda e infecciosa, y se trata de una terrible dolencia que ataca el sistema nervioso central, cursando una encefalitis con una letalidad cercana al 100%.

Dicen veterinarios.
Algunos veterinarios consultados señalan que la recomendación incluye vacunar a perros y gatos a partir de los tres meses de edad; y revacunar en forma anual. La dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud, ha pedido evitar el contacto con murciélagos especialmente si están caídos o con signos de enfermedad, no pueden volar, se hallan de día fuera de su refugio o presentan cierta parálisis o actitud agresiva.
Ante una mascota que pudiera haber sido agredida se le debe lavar la herida con abundante agua y jabón y concurrir al centro de salud más cercano.
Quienes deseen evacuar alguna duda pueden dirigirse a la Dirección de Epidemiología, Vigilancia al teléfono 02954-418870; Departamento de Medio Ambiente, 2954-452622/23. Programa Provincial de Inmunizaciones, 02954-418860. Municipalidad de Santa Rosa, Centro de Reclamos: 02954- 435-555.

Propuesta que no avanzó.
Cuando era diputado provincial el veterinario Alfredo Schanton (PJ), había propuesto la creación de un laboratorio regional de rabia que podría abarcar toda la zona patagónica.
En estas horas el ex diputado en diálogo con LA ARENA recordó que su iniciativa había surgido a partir de varios casos de murciélagos afectados, encontrados en diversos puntos de la provincia. «Hay que crear aquel laboratorio en el ámbito de la Universidad Nacional de La Pampa», insistió.
Cabe señalar que se encontraron murciélagos con rabia en Santa Rosa, en General Pico y en otros lugares como Huinca Renancó.
La idea del veterinario-legislador era que las autoridades de la UNLPam consideraran la posibilidad de crear un Laboratorio Regional como «centro de investigación, diagnóstico, prevención y control de zoonosis para La Pampa y demás provincias patagónicas».

Laboratorio local en red con el Pasteur.
Si bien la Facultad de Ciencias Veterinarias tiene creado el Instituto de Zoonosis, Schanton entiende que además se necesita un Laboratorio Regional de Rabia, en red con el Instituto Pasteur y que abarcaría la zona de control epidemiológico y diagnóstico de la enfermedad para el centro del país y la región patagónica.
En su momento propuso utilizar estructuras edilicias existentes, readecuándolas como laboratorio, empezando por acondicionar el que ya existe. En su iniciativa sugería que el que el costo podría ser aportado por el Programa de Mejoramiento de las Ciencias Veterinarias, financiado por la Secretaría de Políticas Universitaria de Nación.
Aún cuando periódicamente se informa de la aparición de murciélagos con síntomas de rabia, esas recomendaciones no tuvieron ningún eco. Aquí no ha pasado nada, podría decirse.