Inicio La Pampa "Vamos a hacer un dique cada 5 años"

«Vamos a hacer un dique cada 5 años»

MENDOZA ANUNCIO LA REPRESA "EL BAQUEANO"

Nuevas malas noticias para las cuencas hídricas pampeanas: Mendoza iniciará la construcción de la represa «El Baqueano», ubicada sobre el río Diamante, afluente del Desaguadero, cerca de San Rafael. La noticia la dio a conocer el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner en el marco del Foro Hidroeléctrico realizado el lunes en la ciudad de Mendoza. El funcionario adelantó una agresiva política hídrica.
El río Diamante supo ser afluente del Atuel, pero la mano del hombre lo desvió y hoy desemboca en el río Desaguadero. Este anuncio oficial del Gobierno de Mendoza, vuelve a poner en carne viva los reclamos pampeanos por la indebida apropiación hídrica que hicieron, hacen y harán los mendocinos, según lo adelantaron.
Kerchner fue el encargado de cerrar el Foro Hidroeléctrico, que se realizó en el Hotel Intercontinental y que tuvo como disertantes a Verónica Chorkulak, directora nacional de Hidroelectricidad; Pablo Magistocchi, subdirector de Empresa Mendocina de Energía, entre otros funcionarios.

Uno cada 5 años.
En este contexto el gobierno mendocino anunció que cada lustro hará una presa. «Queremos recuperar una política energética que le trajo muchos y buenos resultados a Mendoza, ya que le permitió iniciar un nuevo proyecto hidroeléctrico cada cinco años. Pretendemos que Portezuelo del Viento será el primero de una serie de diques y por eso estamos trabajando en el proyecto de El Baqueano», aseguró Kerchner.
En el evento, realizado en las instalaciones del Hotel Intercontinental de Mendoza, se habló de las presas de Mendoza y se hizo referencia a un proyecto que «muy esperado por San Rafael», como lo es la presa «El Baqueano».
En la presentación se avanzó sobre lo que será Portezuelo del Viento y las próximas presas que espera realizar el Gobierno mendocino, entre ellas El Baqueano y Cordón del Plata (está sobre el río Mendoza).
En la actividad, el ministro Martín Kerchner explicó que «la Provincia inició el proceso para recuperar la construcción de presas con Portezuelo del Viento. Ahora el desafío es trabajar en volver a hacer un dique cada cinco o seis años».
Sobre lo abordado en el encuentro, Pablo Magistrocchi (director ejecutivo de Emesa) explicó que se realizó un paneo de los proyectos hídricos en la Argentina, el rol de la empresa energética mendocina como desarrolladora de proyectos hídricos en Mendoza: Portezuelo del Viento, El Baqueano y Cordón del Plata.
Durante las disertaciones, Pablo Derra, gerente Hidro de Emesa, fue el encargado de la presentación del proyecto Portezuelo del Viento, mientras que Luis Lemos, jefe técnico Hidro de Emesa, fue el encargado de dar a conocer los detalles de la reformulación integral del proyecto El Baqueano.

El Baqueano.
Según reveló un documento oficial, el proyecto hidroeléctrico El Baqueano, que data de los años 80, consistía en la construcción de una presa CFRD (de materiales sueltos con cara de hormigón aguas arriba, como Potrerillos) en el sitio de confluencia entre el arroyo Agua de la Mora y el río Diamante, cercano al emplazamiento de la mina La Picaza. Pero los recientes estudios geológicos han detectado que aguas arriba del sitio previsto existen deslizamientos de laderas activos y, por este motivo, se optó por buscar una alternativa de cierre y reformular integralmente el proyecto.
Durante todo el 2018 se destinaron $10 millones para hacer nuevos estudios de suelo y determinar la localización y el modo de edificación más seguros. Así, se determinó que la histórica propuesta de Agua Mora quedaba descartada y que se construirá una presa de hormigón de gravedad HCR (hormigón compactado con rodillos) en una zona conocida como El Imperial.
Emesa prevé una presa de 68 metros de alto, con un túnel de 13,8 kilómetros de longitud y un diámetro de 7 metros hasta la central El Baqueano, situada aguas arriba de la cola del embalse Los Reyunos, que proveerá al sistema de una potencia instalada de 150 megas aproximadamente.
Meses atrás el propio Magistrocchi planteó que «estamos trabajando en Portezuelo, que es lo que viene. Después El Baqueano (en el río Diamante) es el que más color tiene». Ahora Kerchner dijo que «es un proyecto muy interesante, de bajo impacto ambiental al que hay que meterle todavía un par de años de estudio».