“Vamos a seguir haciéndonos cargo”

EL MUNICIPIO GESTIONA LA CONSTRUCCION DE UN REFUGIO ANTE EL CIERRE DEL MARIA MAGDALENA

“La Municipalidad de Santa Rosa va a seguir haciéndose cargo de las situaciones de violencia de género. Vamos a mantener una reunión con Provincia para articular. Estamos analizando diferentes alternativas, ya sea el alquiler y refuncionalización de una casa o la firma de un convenio con algún hotel”, afirmó Diana Bonifacio, secretaria de Desarrollo Social de la comuna capitalina.
La funcionaria explicó las razones del cierre del Hogar de Medio Camino María Magdalena, un centro de protección integral de mujeres víctimas de violencia machista.
“En 2016, el Obispado solicitó al municipio la donación de dos terrenos en el Barrio Escondido para construir un predio. Se inició el expediente, se hizo un loteo y el trabajo administrativo correspondiente. Como el Código Urbanístico establece que el municipio no puede ceder terrenos a ninguna institución de la sociedad civil, se pidió al Obispado que en contraprestación cediera definitivamente al municipio el Hogar María Madgalena y el municipio, por su parte, le donaría los dos terrenos”, precisó Bonifacio.
“El 20 de marzo el Obispado nos informó que desistió de su intención y nos solicitó la devolución del predio que estaba en cesión al municipio desde 2013 durante la gestión anterior, con dos renovaciones”, agregó.
La secretaria señaló que el hogar se usaba como un dispositivo de emergencia, “el último recurso al que ingresaba una mujer con sus hijos, si es que los tenía, cuando ya no había ninguna intervención posible, ninguna red de contención, ningún familiar ni otro lugar donde resguardarse del presunto agresor”.

Refugio.
Según Bonifacio, el inmueble “no reúne las condiciones necesarias para cumplir con su función”, razón por la cual la comuna ha recibido “muchas observaciones”.
Por ese motivo -informó la funcionaria-, en enero de este año el municipio inició el pedido de construcción de un refugio ante la Dirección Nacional de Arquitectura. “Se eligió un terreno y se hicieron los planos conforme a obra que solicita Nación. Días atrás, el intendente (Leandro Altolaguirre) viajó a Buenos Aires a reunirse con Fabiana Tuñez, directora ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres, para plantearle esta problemática”.
A diferencia de la “precariedad” del edificio donde funciona el hogar, un refugio debería contar con un salón para realizar diferentes talleres y otro espacio para que el equipo interdisciplinario lleve a cabo el abordaje con las víctimas.
Además, Bonifacio destacó que el refugio “tiene que ser un lugar seguro y resguardado, que en lo posible no se sepa dónde está ubicado”.

“El Estado sigue fallando”.
La secretaria municipal admitió que el Estado no realiza un trabajo integral con las personas que sufren violencia de género.
“El amparo del Estado sigue siendo deficiente porque todas las instituciones debemos ser corresponsables; no sólo la Municipalidad de Santa Rosa que aloja a la mujer sino también Niñez, el sistema de salud, Educación, Defensoría, los juzgados, para lograr que se tomen decisiones de fondo, de lo contrario son todos paliativos. En ese sentido el Estado sigue fallando”, reconoció Bonifacio.
Según la funcionaria, en vez de un abordaje integral de la violencia, las “medidas coyunturales vienen perpetuándose desde hace muchos años”.
“Lamentablemente tenemos leyes muy progresistas (como la Ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres), donde se habla de una descentralización administrativa pero no ha implicado una descentralización económica. Existen programas nacionales y provinciales para la atención de víctimas pero no descentralizan los fondos a los municipios, que se hacen cargo de la parte asistencial con la contribución de los vecinos. No hay una partida presupuestaria que se baje de Provincia o de Nación para atender estas situaciones”, cuestionó Bonifacio.

Situaciones de violencia
La secretaria de Desarrollo Social, Diana Bonifacio, informó que tanto en 2016 como en 2017 la Dirección de Políticas de Género de la Municipalidad de Santa Rosa atendió alrededor de 700 situaciones de violencia “por derivación de los juzgados y por demanda espontánea”.
“Hacemos un trabajo articulado con otras instituciones cuando son situaciones que podemos ir atendiendo. Pero cuando son casos extremos la articulación falla. Cuando enviamos una nota o solicitamos una reunión con alguna autoridad del IPAV para pedir que se le dé prioridad a una mujer en estado de vulnerabilidad y después en la práctica no sucede hay una parte del Estado que está fallando”, concluyó la funcionaria.