“Vamos en camino a un paro general”

FAGGIANI DICE QUE "LA VARIABLE DE AJUSTE NO PUEDEN SER LOS TRABAJADORES"

La unidad de los trabajadores resulta clave para plantarse ante políticas que los perjudican. En la movilización en Capital Federal estuvo presente el secretario general de la CGT Regional La Pampa.
“Me parece que esta manifestación de hoy, y la ignorancia del gobierno nacional al reclamo de los trabajadores, conducen a un paro general”, expresó desde Capital Federal el titular de la CGT Regional La Pampa, Luis Faggiani.
El dirigente dialogó con LA ARENA apenas finalizada la movilización de ayer en el Obelisco porteño, y expresó su idea de que se debe avanzar “en la unidad de los trabajadores para enfrentar las políticas que los perjudican”.

-¿Qué evaluación le deja la manifestación?
-Lo que decimos es que ante las dificultades que hay, lo que tenemos que hacer desde nuestro lado es ocuparnos de la unidad de todos los trabajadores, dejar de lado las cuestiones particulares, e incluso las diferencias partidarias.

-¿Y cómo ve esa posibilidad?
-Mirando desde el lado de los trabajadores, no solamente desde lo político, tenemos que pensar en la unidad de clase, e incluyo en eso a los movimientos sociales, y por eso me alegra el ingreso de un sector de la CTA a la CGT. Debemos trabajar en la unidad porque de esa manera va a salir el consenso para enfrentar las políticas que nos perjudican.

-En las divisiones se imponen las políticas que quiere imponer el gobierno,
-Claro, y hay un claro ejemplo: el ministro de Trabajo, Jorge Triacca, ha dicho recientemente que al elefante no se lo come entero, sino a bocados. Y es toda una definición, porque cuando dice el elefante refiere al movimiento obrero… y es cierto que si nos ven divididos, separados, todo les va a resultar más fácil.

-¿Qué pudo advertir en la manifestación en Buenos Aires?
-Aquí en la calle están todas las expresiones sociales en una manifestación multitudinaria contra el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, que significa sin dudas mucho más ajuste que el que ya se hizo.

-¿Participa de esa expresión de que “la patria está en peligro”?
-Puede parecer un poco grandilocuente todavía… pero vamos en ese camino. Porque estamos endeudados a 100 años, y lo que tenemos a la vista aparece como terrible de pagar. Además se ha promovido enormemente la bicicleta financiera, porque el dinero se mueve solo en el circuito de los bancos, con los que son fondos que no se usan para nada en la producción, sí para la especulación financiera.

-¿Espera que cambie en 2019?
-Sí, es lo que tenemos que hacer: esperar el 2019. No tengo dudas, porque la democracia es eso. Hemos votado, y ahora muchos compañeros admiten que se equivocaron y toman otra postura, están recapacitando. Porque hubo gente que pensó que se iban a mantener cosas que ahora advierten que se perdieron. A todo eso se suma la realidad de que el salario se depreció en dólares apenas el gobierno nacional subió, y esta semana que pasó se depreció otro 25%. Y es fácil darse cuenta que los incrementos salariales ya están muy por debajo de lo que va a ser la inflación este año.

-Para el trabajador nada.
-Es así, no hubo ninguna solución a los problemas que tenían. Se criticaba la política y por eso hubo quienes terminaron votando la antipolítica, que es lo que representa este gobierno, y ahora vemos los resultados.

-¿Ve venir un paro general, como propician algunos?
-Estoy convencido que estamos en camino de un paro general. Si el gobierno veta la ley de restricción del aumento de tarifas vamos a un paro general. Estoy seguro que el gobierno va a seguir con su política, y lo que nosotros queremos es que se deje de afectar a los trabajadores. El compañero (Juan Carlos) Schmid lo ha dicho en forma expresa, y esta manifestación puede ser el estímulo suficiente para tomar la decisión de una huelga general.